Medio Ambiente

Discurso íntegro de Sylvia A. Earle, Premio Princesa de Asturias de la Concordia

La oceanógrafa Sylvia A. Earle ha insistido este viernes en la importancia que tiene el océano en muchos aspectos de la vida, al ser “motor” del clima, generador de oxígeno y hogar de la mayor parte de la vida en la tierra. “Un océano con problemas significa que nosotros tenemos problemas”, ha advertido.

Texto íntegro del discurso de Sylvia A. Earle

“Majestades, Excelencias, Galardonados, miembros de la Fundación Princesa de Asturias, Señoras, Señores, conciudadanos del único planeta oceánico, la Tierra:

Cuando era niña, aprendí acerca de exploradores españoles tan famosos que a menudo se referían a ellos sólo mediante sus apellidos: Cortes, Pizarro, Balboa, Coronado, Elcano. Estos exploradores y conquistadores, todos hombres, fueron los pioneros de su tiempo, los primeros europeos en ver el continente sudamericano, los primeros en tocar el océano Pacífico, los primeros en circunnavegar el mundo.

Fernando Magallanes nació en Portugal, pero fue el Rey de España, Carlos V, quien aceptó apoyar su idea de buscar una ruta hasta las riquezas de Asia. Zarpó en 1519 y cuando llegó a la punta de América del Sur, pensó que podría cruzar el Pacífico en pocos días. Meses después, ninguno de los cinco barcos en su flota llegó a su destino deseado y solo uno de ellos y 18 de los 260 tripulantes originales regresaron a España tres años después de su partida, pero los que estaban a bordo lograron circunnavegar el mundo por primera vez.

El viaje de Magallanes-Elcano y otras hazañas increíbles tuvieron lugar durante lo que se ha llamado la “gran era de las exploraciones”. Hace cinco siglos, la creencia y la enseñanza predominante dictaban que la Tierra era el centro del universo, que el sol y todas las estrellas se movían a nuestro alrededor. Algunos todavía creen que el universo gira alrededor de nosotros, o quizás ¡solo alrededor de su propia persona! Y, todavía existe la creencia generalizada de que la mayor era de exploración ocurrió hace mucho tiempo. Se han escalado todas las grandes montañas y la gente ha viajado de polo a polo, ha viajado a la luna y ha enviado sondas más allá de la frontera de nuestro sistema solar. ¿Qué queda por explorar?

Los niños de hoy en día saben la verdad. ¡La mayor era de las exploraciones apenas está comenzando! La mayor parte del océano nunca se ha visto, y mucho menos ha sido explorado. Cuanto más nos adentramos en el mar, menos sabemos, ¡pero más descubrimientos nuevos hacemos! Ahora sabemos que el océano es el motor del clima y las condiciones meteorológicas, genera la mayor parte del oxígeno en la atmósfera, absorbe gran parte del dióxido de carbono de la atmósfera, induce la química del planeta y es el hogar de la mayor parte de la vida en la Tierra. El océano posee el noventa y siete por ciento del agua de la Tierra. Las nubes surgen del mar y el agua vuelve a la Tierra como lluvia, nieve y granizo. Mediante cada inspiración que realizamos, mediante cada gota de agua que bebemos, todos estamos conectados al mar. Incluso aquellos que nunca han visto o tocado el océano están siendo tocados constantemente por el océano. El océano es la piedra angular de nuestro sistema de soporte vital.

Sin océano, no hay vida. Sin azul, no hay verde. Un océano con problemas significa que tenemos nosotros problemas.

Cuando era niña, nadie había estado en la luna o bajado a las zonas más profundas del océano. Era raro ver mujeres como científicas, ingenieras, capitanas de barcos, pilotas de aeronaves, líderes de empresas o de países. Algunos me dijeron que, como mujer, no debería aspirar a ser científica o exploradora, pero hay una diferencia entre no debería y no podría, así que me convertí en científica y exploradora de todos modos.

A mediados del siglo XX, no existían ordenadores, teléfonos móviles, los plásticos o internet. En ese momento, parecía que el océano era demasiado vasto, demasiado resistente para ser dañado por cualquier cosa que los humanos pudieran hacer. Hace poco, en la década de 60 del siglo pasado, se consideraba que la extracción de la fauna del mar era la solución a cómo podríamos alimentar a la creciente población de personas, ya que el número de humanos aumentó de mil millones en mil ochocientos a dos mil millones cuando nací yo, tres mil millones a mediados de siglo. Echar basura y otros desechos al mar parecía una buena idea en ese momento. Lo que sea que echamos allí, pensamos, ¡simplemente desaparecerá!

¡Pero ahora lo sabemos! Lo que estamos echando al océano, millones de toneladas de basura, plásticos desechables, productos químicos tóxicos, el exceso de fertilizantes y pesticidas, está cambiando la química del mar. Las tecnologías que hemos desarrolladas para librar una guerra entre nosotros ahora las hemos adaptado para librar una guerra contra el mar. Sonar, satélites, sistemas de posicionamiento global, nuevos materiales para las artes de pesca se utilizan ahora para capturar fauna marina a una escala sin precedentes. Hoy en día, los peces no tienen dónde esconderse, ni siquiera en alta mar ni en los mares profundos, ni en los mares polares.

Lo que estamos extrayendo del océano, millones de toneladas de animales marítimas, ha causado una reducción de alrededor del noventa por ciento de muchas especies de peces, incluyendo bacalao, atún y tiburones, hasta muchos de los pequeños calamares y peces plateados de los que dependen los animales más grandes para su sustento. Su desaparición rompe los antiguos ciclos de nutrientes, afectando la producción de oxígeno y la captura de carbono, socavando los procesos oceánicos antiguos que han tardado cientos de millones de años en desarrollarse, pero sólo unas décadas en deshacerse. En medio siglo, aproximadamente la mitad de los arrecifes de coral han desaparecido, junto con los manglares, los pantanos y las praderas marinas. Los vastos campos del plancton oceánico son los que producen más de la mitad del oxígeno en la atmósfera que están disminuyendo. El océano tiene problemas. Y por lo tanto, nosotros también.

Esa es la mala noticia. Pero la buena noticia es que, por primera vez en la historia, podemos observar, calcular, medir y comprobar no solo de cómo estamos dañando la Tierra, sino también de lo que se puede hacer para curar el daño y hacer las paces con la naturaleza, una clave fundamental para hacer la paz entre nosotros mismos.

¡Este es el momento óptimo!

Ahora, como nunca antes, podemos medir el derretimiento del hielo polar y correlacionarlo con las emisiones de dióxido de carbono, la destrucción de los bosques, el deterioro de los campos de plancton y las especies que captan el carbono azul a las que nos referimos como atún y ballenas y krill.

Ahora, como antes nunca, sabemos que al proteger grandes áreas naturales de la tierra como parques y reservas naturales, estamos protegiendo nuestro sistema de soporte vital. Lo mismo ocurre con el océano. Los parques azules, las reservas azules, los hope spots o puntos de esperanza, se necesitan con urgencia para revertir las alarmantes perdidas que estamos presenciando en el mar. Las acciones tomadas en los próximos diez años determinarán nuestro futuro para los próximos diez mil años. Nunca antes habíamos podido saber lo que se sabe ahora sobre nuestra dependencia absoluta del mundo natural para hacer posible nuestra existencia. Nunca más habrá una oportunidad mejor para actuar, ahora que todavía estamos a tiempo.

Hace cincuenta años, el astronauta William Anders tomó lo que puede ser la fotografía más importante de la misión del Apolo 8 cuando él y los otros dos astronautas circunnavegaron la luna. Esa imagen, Earthrise, la vista de nuestro planeta azul que aparece como una joya viviente en un universo hermoso pero extremadamente hostil de soles, lunas y cometas, impactó a la humanidad, dándolo una nueva conciencia acerca de cuán hermoso es este planeta y cuán vulnerable somos. Dentro de cincuenta años, los niños de hoy pueden mirar atrás y preguntarse “¿Por qué no hicisteis algo mientras todavía había tiempo?” O puede que digan: “Gracias, por la sabiduría de proteger a la Tierra cuando todavía había una oportunidad de hacerlo”.

Les agradezco a ustedes, Majestades, por continuar en esa antigua tradición de fomentar la exploración de lo que los humanos pueden hacer, no solo cruzando el océano desconocido, sino también cruzando las fronteras del arte y la literatura, la comunicación y la ciencia, con ejemplos representados aquí entre mis compañeros galardonados. El conocimiento es la clave de la continuidad de nuestra prosperidad y de nuestra existencia.

Con el saber, viene el cuidado y con el cuidado, hay esperanzas de que podamos hacer, y lo haremos porque debemos hacerlo, las paces con la naturaleza y encontrar un lugar duradero para nosotros mismos dentro de los sistemas mayormente azules que nos sustentan.

Somos Premio Salvamento Marítimo a la mejor labor por unos mares limpios

Los Premios de Salvamento Marítimo 2018 tienen por objeto impulsar la iniciativa de “Mares Limpios” poniendo en valor aquellos proyectos, vídeos o propuestas que colaboren con este fin.
Hoy se publican los ganadores de las distintas categorías y queremos dar la enhorabuena a los premiados y a todos los que habéis participado con tanta ilusión por colaborar en la protección del medio ambiente marino.

Los Premios de Salvamento Marítimo son para …

1. Premio de Salvamento Marítimo a la mejor labor desarrollada por unos mares limpios:

Para la FUNDACIÓN ECOMAR, por su larga trayectoria en labores de concienciación ambiental y limpieza de costas y por su fuerte compromiso por el medio ambiente marino. Todo ello, dirigido especialmente a los más jóvenes para transmitirles el respeto hacia nuestros océanos y la importancia de cuidar los recursos no renovables.

Se concede un accésit al PROYECTO LITTERDRONE, por su carácter innovador, en el desarrollo de nuevas metodologías de monitorización y clasificación de basuras marinas mediante el uso de drones.
Se otorga un accésit al PROYECTO PLUMBUM, por su labor especializada de recogida de plomo en los fondos marinos y por la correcta gestión del residuo así como, por la difusión de información acerca de la problemática actual de este residuo tóxico.

2. Premio de Salvamento Marítimo la ciudadanía al mejor vídeo que promueva la protección del medio ambiente marino

Para JOSÉ LUIS ALCAIDE SANJURJO por el video “It´s NOT a nightmare” que destaca por su originalidad y sus impactantes imágenes que muestran la problemática de contaminación en los fondos marinos.
Se concede un accésit a AITOR GUTIÉRREZ SANGIAO por el video “Por unos mares limpios” con un mensaje claro y sencillo sobre los beneficios de un mar limpio.
Se otorga un accésit a la ASOCIACIÓN VERTIDOS CERO por el video “App MARNOBA” que pone en valor la aplicación móvil para la caracterización de las basuras marinas.

3. Premio interno de Salvamento Marítimo a la mejor iniciativa de prevención y respuesta a la contaminación marina:
Para PABLO BENJUMEDA Y JUAN PEÑA por su innovadora propuesta de un sistema de monitorización de vertidos mediante imágenes de satélite que permite detectar, clasificar y cuantificar las contaminaciones en la superficie del mar.

Se concede un accésit para JUAN VASCO ROVIRA, por su propuesta de reducción de las emisiones procedentes de las oficinas de las unidades marítimas mediante la instalación de placas fotovoltaicas en los techos de los módulos.

Se otorga un accésit a GONZALO LOBATO, por la propuesta de un plan de divulgación conjunto entre varios organismos que disuada a posibles infractores de contaminar el mar.

El Departamento Nacional de Medio Ambiente de Portugal nos felicita

Fundação Ecomar

Exma. Presidente Tereza Zabell,

Agradeço e retribuo, não apenas em meu nome, mas do Departamento Nacional do Ambiente e da Organização da Atividade Nacional dos Oceanos 2018, na concretização da  excelente atividade de Limpeza da Praia na Ponta dos Corvos, realizada com a colaboração da Coca-Cola.

Foi deveras fantástio, os nossos elementos gostaram muito, os 368,52Kg que recolhemos de lixo e que foram convertidos em ajuda para o Banco Alimentar foi um bom contributo para quem mais precisa uma “BOA AÇÃO”.

Verdadeiros “Voluntários ECOMAR” obrigada por nos considerar assim.

Agradecemos ainda por todo o material e apoio que foi disponibilizado para a realização das Atividades do Caderno do Monitor e Diário de Bordo.

Foram sem dúvida momento muito enriquecedores para os nossos elementos as atividades que realizamos com eles em parceria com a Fundação.

Neste simples agradecimento cabe ainda a entrega das 4 Velas Kinder  (grande surpresa) e das Escotas para as Embarcações do Agrupamento Piloto no Projeto Ambiental Anual (253-SEIXAL).

Foi um momento muito bonito, e que agradecemos, complementado com todos os ensinamentos que transmitiu às nossas crianças, transparece o amor que tem pela modalidade da Vela, e a forma como transmitiu os seus conhecimentos foi muito bom.

Obrigada Theresa por esses momentos.

Embora no Nuno Barreto não tenha estado presente, também queremos estender o agradecimento, por ter feito a ponte e ter contribuído para que tudo corresse tão bem.

Queremos continuar a manter as Costas Limpas e fazer “Boas Ações”.

Obrigada e até Sempre.

Bons Ventos.

Luísa Esteves

 

 

Decálogo ciudadano contra las basuras marinas

El decálogo ciudadano contra las basuras marinas pretende concienciar a la ciudadanía sobre la problemática de las basuras marinas y ofrece una serie de acciones a modo de recomendaciones que los ciudadanos pueden emprender para reducir la cantidad de residuos que llegan a nuestros mares, y así poder conseguir entre todos unos mares libres de residuos. La adhesión al decálogo ciudadano contra las basuras marinas implica la adopción voluntaria de una serie de conductas para contribuir a conseguir el buen estado ambiental de nuestros mares. El decálogo ha sido elaborado por el Grupo de trabajo de basuras marinas de CONAMA 2016.

 

 

Presencia de millones de partículas de plástico en aguas europeas

Utilizando los datos recogidos por el equipo ‘Turn the Tide on Plastic’, identificó más de tres millones de micropartículas de plástico por kilómetro cuadrado

 

 

 

Se han detectado millones de pequeñas partículas de plástico en aguas europeas en las investigaciones científicas realizadas como parte de la Volvo Ocean Race. La investigación científica, utilizando los datos recogidos por el equipo ‘Turn the Tide on Plastic’, identificó más de tres millones de micropartículas de plástico por kilómetro cuadrado de océano.
Los datos sobre los niveles de contaminación microplástica se obtuvieron utilizando un instrumento de última generación a bordo de su barco de competición Volvo Ocean 65.
Los resultados iniciales, reunidos durante la etapa de Prólogo y la Etapa 1 de la regata, entre Lisboa y Alicante, fueron presentados por el Dr. Toste Tanhua durante la primera mañana del segundo Ocean Summit de la Volvo Ocean Race, celebrado en Ciudad del Cabo este jueves. Las muestras recolectadas durante la Etapa 2 están siendo analizadas actualmente y los resultados serán revelados posteriormente.
“Nuestros hallazgos iniciales sugieren que los niveles de microplástico en el océano son significativamente más altos de lo que esperábamos”, dijo Tanhua, que trabaja en GEOMAR, un instituto de investigación oceánica en Kiel, Alemania.
“Esto es alarmante ya que el microplástico no solo daña una amplia parte de la vida marina, sino que, al ingresar en la cadena alimenticia, en especies como el atún y la caballa, también puede causar daños a los humanos”.
Los microplástico son pequeñas partículas de plástico que a menudo son invisibles a simple vista y pueden tardar miles de años en degradarse.
Tanhua continuó: “Los datos científicos existentes solo representan alrededor del 1% de todo el plástico en el océano, pero gracias al apoyo de Volvo Ocean Race y Volvo Cars, y los esfuerzos del equipo Turn the Tide on Plastic en la realización de esta investigación, estamos construyendo una base de conocimiento que es esencial para las ciencia oceánica en todo el mundo”.
El Volvo Ocean Race Science Program está financiado por Volvo Cars, que dona 100 € por cada uno de los 3.000 primeros coches vendidos de la nueva edición V90 Cross Country Volvo Ocean Race para apoyar la iniciativa. Compuesto por tres pilares clave, recopilación de datos meteorológicos, despliegue de boya de deriva científica y análisis a bordo de métricas clave para la salud oceánica, incluida la salinidad, la presión parcial de CO2, el CO2 disuelto y la clorofila-a, el Programa Científico busca crear una instantánea del la salud de los océanos para ayudar a los científicos de todo el mundo.
Niklas Kilberg, Director de Coordinación y Comunicación de Sostenibilidad en Volvo Cars, dijo: “La Volvo Ocean Race no es solo una regata de clase mundial, es una expedición científica. El Programa de Ciencias está completamente alineado con el enfoque de Volvo hacia la sostenibilidad, y estamos muy orgullosos de apoyar a los barcos en su misión ya que compiten en océanos a menudo remotos e inaccesibles para los científicos “.
El Ocean Summit de la Volvo Ocean Race en Ciudad del Cabo es el segunda de una serie de siete eventos que van a reunir al mundo de los negocios, deportes, política y ciencia alrededor del mundo durante la edición 2017-18. Entre los oradores estuvieron el fundador de Ocean Cleanup, Boyan Slat, los patrones de WWF John Duncan y Volvo Ocean Race, Charlie Enright del 11 Hour Hour Racing y Dee Caffari del Turn the Tide on Plastic.
“Este es un proyecto innovador que une el deporte y la ciencia”, dijo Caffari, quien dirige el equipo que amplifica la campaña de Naciones Unidas para los Mares Limpios. “Hemos visto de primera mano el creciente problema de los desechos marinos y la contaminación por plástico, y ahora estamos recopilando datos de referencia para científicos de todo el mundo”.
“El poder que están teniendo el enfoque en la sostenibilidad que tiene la regata y esta Cumbre del Océano en Ciudad del Cabo es increíble, y es fantástico ver el entusiasmo en las ciudades sede que visitamos. La gente está haciendo pequeñas cosas, rechazando las bolsas de plástico, las tazas de café desechables y las pajitas de beber, y mediante estas acciones simples, podemos tener un gran impacto”.
Siete equipos compiten en la vuelta al mundo, considerada la prueba más dura para un equipo en el deporte profesional, recorriendo 45,000 millas náuticas y visitando 12 ciudades sede en los seis continentes. En la próxima etapa de la regata, desde Ciudad del Cabo (Sudáfrica), hasta Melbourne (Australia), la flota partirá el domingo 10 de diciembre y recorrerá unas 6.500 millas náuticas en unos 16 días.

Limpieza de Costas 30 Septiembre Playa de la Hita, Murcia

Desde la Fundación Ecomar y en colaboración con Libera, este sábado 30 de septiembre realizaremos una Limpieza de Costas en la playa de la Hita, Murcia. Promoviendo de esta manera 1m2 por los mares y las playas, un encuentro ciudadano nacional para la limpieza de nuestras playas y nuestros mares, y la recogida de datos de residuos recogidos.

Ver Más

Limpieza de Costas 17-06-17

1m2 por la Naturaleza es el primer encuentro ciudadano nacional que promueve LIBERA
Un día, solo un día, para limpiar los espacios naturales de nuestro país.
Desde ECOMAR os invitamos a sumaros a la iniciativa y participar en una Limpieza de Costas.

Durante nuestra vida podemos cambiarlo todo menos nuestro cuerpo y nuestro planeta.
¡Cuidémoslos! 1 día, 1m2, 1 planeta.

Playa de la Maruca, Santander
Sábado 17 Junio 2017 10,30-14.00 horas
Bolsas y guantes suministrados por Fundación Ecomar

Más información:
Fundación Ecomar
Angel Escalante
Tel: 91 350 4485 / 607 549 646 – angel@fundacionecomar.org

SavetheDate2017

La Antártida, el continente blanco que un día fue verde

CHILEANTARTIDATROPICAL1

 

La Antártida, el inhóspito Continente Blanco que conocemos actualmente, fue un día una superficie cubierta de frondosos bosques subtropicales repletos de palmeras, helechos y coníferas.

“Que la Antártida un día fue verde es algo consensuado entre los científicos pero aún desconocido para muchas personas”, dijo a Efe el paleobiólogo Marcelo Leppe, investigador del departamento científico del Instituto Nacional Antártico Chileno (INACH).

El representante chileno en el Comité Científico para la Investigación en la Antártida (SCAR, por sus siglas en inglés) ha dedicado su vida a la búsqueda de fósiles antárticos y patagónicos que le permitan indagar en los orígenes de las plantas y los animales que poblaron el “fin del mundo”.

En su opinión, los bosques empezaron a colonizar la Antártida hace 298 millones de años, durante un período conocido como Pérmico, cuando el clima se hizo más cálido y los hielos de la gran glaciación empezaron a retroceder.

Los científicos han encontrado evidencias de ello en las montañas Transantárticas, una cadena montañosa que divide la Antártida oriental de la occidental, en las que se hallaron fósiles de hojas de Glossopteris, un árbol extinto que dominó los bosques periglaciares.

En tiempos algo más cercanos, otros fósiles revelaron la existencia de frondosos bosques de helechos y coníferas entre los que caminaban majestuosos dinosaurios como el Cryolophosaurus, de casi cinco metros de alto y ocho de largo, o los gigantescos Saurópodos, unos herbívoros de cuello largo que podían alcanzar los 20 metros de altura.

No obstante, la “época dorada” de las plantas modernas en la Antártida se asentó en el Cretácico (entre 145 y 66 millones de años), cuando la Península Antártica estaba poblada por una densa vegetación propia de climas cálidos que servía de refugio a diversos linajes de dinosaurios.

Estos bosques estuvieron dominados por coníferas, como grandes araucarias, hayas, ñirres, coigües y arbustos pequeños, además de plantas con flores.

Uno de los misterios que los científicos no han podido resolver es cómo estos bosques polares, parecidos a los que actualmente se encuentran en zonas de climas templados, pudieron sobrevivir a las condiciones de oscuridad invernal.

A pesar de que la temperatura varió considerablemente, la latitud a la que se encontraba la Antártida no lo hizo, motivo por el cual las plantas y los animales debieron “adaptarse” a los seis meses de casi completa oscuridad que se instalan en el Continente Blanco entre mayo y septiembre.

“Sabemos que algunos dinosaurios migraban ante la llegada del invierno, pero en el caso de las plantas el tema sigue siendo aún un enigma”, declaró el científico.

Durante el periodo estival las plantas estaban expuestas a 20 o 22 horas de luz diaria; sin embargo, “ello no implica necesariamente que tuvieran capacidad de hacer la fotosíntesis durante más horas que ahora”, porque ese proceso se limita a una fracción de tiempo determinada.

“Aún es un misterio saber cómo algunas especies arbóreas alcanzaron tasas de crecimientos similares a las del bosque valdiviano actual (típico de la zona centro sur de Chile) con esa radiación”.

Una serie de sucesivos enfriamientos del clima sumados al impacto del meteorito en Yucatán, además de las colosales erupciones de la meseta del Deccan en la India, terminaron con el periodo “hipercaliente” del Cretácico.

A partir de ese momento -hace 47 millones de años-, la Antártida comenzó a enfriarse de nuevo.

La tundra, el último remanente de los bosques antárticos, desapareció hace 15 millones de años, cuando el continente se congeló por completo y adoptó la apariencia de desierto helado que conocemos actualmente.

Pero esa estampa podría no durar para siempre, puesto que el cambio climático amenaza con pintar de nuevo de verde la blanca planicie antártica.

El calentamiento global, la introducción de plantas invasoras producto del traspaso de genes de una especie a otra y el retroceso de los glaciares están poniendo sobre la mesa las condiciones necesarias para que la Antártida vuelva a ser una superficie cubierta de frondosos bosques.

“Que esto suceda es solo una cuestión de tiempo”, concluyó Leppe. Efeverde

Más de medio millón de personas, en el Día Internacional de la Limpieza de Playas

20120809 Limpieza en playas_SEO_BirdLife_tcm7-218028

Más de 560.000 voluntarios de todo el mundo participaron el sábado en la recogida de basura en costas, ríos, lagos y otras vías fluviales con motivo del Día Internacional de la Limpieza de Playas, convocado por diversas organizaciones internacionales, según los datos de Ocean Conservancy.

El informe anual elaborado por esta asociación norteamericana, que celebra esta jornada desde hace 29 años cada tercer sábado de septiembre, cifra en más de 7.000 las toneladas de residuos que fueron recogidas sólo en 2014 en más de 90 países.

Estados Unidos, Filipinas y Canadá son los tres estados con mayor número de voluntarios ya que suman más de 350.000 personas; les siguen Hong Kong (con casi 25.000 implicados), Perú (casi 19.000) y Ecuador (casi 17.000). Uno de los países más activos desde el punto de vista institucional es Ecuador, cuyo Ministerio del Ambiente coordina “Playatón”, una iniciativa que lleva limpiando más de 120 playas desde hace 5 años pese a ser un país con menos costa que sus vecinos.

En España, la Fundación Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA), gestiona el programa de voluntariado “Playas, ríos, voluntariado y custodia del territorio“, dirigido a la mejora y conservación del litoral y las cuencas hidrográficas.

La iniciativa española nació en 2012 con objeto de impulsar la implicación de los ciudadanos en la conservación del litoral y de las áreas que integran las cuencas hidrográficas intercomunitarias, así como para desarrollar una red de voluntarios estable para el mantenimiento y la mejora de estos espacios a través de distintos programas de voluntariado, según la propia entidad.

Otras organizaciones que trabajan de forma independiente, como la Fundación Ecomar, toman sus propias medidas como el programa de limpieza de costas con menores a partir de 14 años a los que se trata de introducir una conciencia de que tienen que cuidar el medio ambiente.

En 2014 realizaron media docena de limpiezas en las que participaron un total de 300 niños a lo largo de la jornada, en la que también se suman al voluntariado los padres que les acompañan por lo que la cifra aumenta considerablemente, aunque la actividad está centrada en los niños, añade a Efeverde. Las playas de Baleares y el País Vasco, además de las de la provincia de Valencia, fueron las que aportaron mayor número de voluntarios.

Según los datos de Ocean Conservancy, los objetos más recogidos son las colillas de cigarrillos, los envoltorios de comida, las fundas plásticas y las botellas de plástico y vidrio.

Esta suciedad de las playas también perjudica seriamente la salud de las aves, ya que un estudio de la Organización para la Investigación Industrial y Científica de la Mancomunidad de Australia (CSIRO) calcula que actualmente el 90 % de todas las aves marinas vivas ha ingerido algún tipo de material plástico.

Además, este estudio refleja que el 99 % de las especies de aves marinas del planeta, entre ellas pingüinos, albatros y pardelas, tendrán plástico en el estómago de aquí a 2050.

Celebramos en Día Mundial de los Océanos

oceano_azulLos océanos son el corazón de nuestro planeta. De la misma forma que los latidos del corazón hacen que la sangre circule por todo el cuerpo, los océanos conectan a las personas de todo el mundo, con independencia de donde vivan. También regulan el clima, alimentan a millones de personas, producen oxígeno, son el hábitat de una gran variedad de seres vivos y nos proporcionan medicinas y muchos más recursos. Para garantizar la salud de nuestras comunidades y de las generaciones futuras es imprescindible que cuidemos a los océanos con la misma intensidad que ellos cuidan de nosotros.

El lema de este año es «Unos océanos sanos, un planeta sano». Lamentablemente , algunas actividades humanas, como la pesca ilegal, las prácticas de acuicultura insostenibles , la contaminación marina y la destrucción del hábitat y las especies exóticas, así como el cambio climático y la acidificación de los océanos, tienen un impacto negativo sobre los océanos y los mares.

La contaminación por plástico representa una grave amenaza porque degrada los océanos muy lentamente y sus efectos perduran en el tiempo. Además, daña la salud de los animales y organismos acuáticos, que confunden las partículas de plástico por comida. Los científicos también están estudiando el impacto de este tipo de contaminación en los humanos.

En el Día Mundial de los Océanos 2015 se celebrará un evento en reconocimiento de los ganadores del Concurso Anual de Fotografía de los Océanos Disponible en inglés.

¿Por qué celebramos el Día Mundial de los Océanos?

  • Para recordar a todo el mundo el gran papel que los océanos juegan en nuestras vidas. Son los pulmones de nuestro planeta, que generan la mayoría del oxígeno que respiramos.
  • Para informar a la opinión pública de las consecuencias que la actividad humana tiene para los océanos.
  • Para poner en marcha un movimiento mundial ciudadano a favor de los océanos.
  • Para movilizar y unir a la población mundial entorno al objetivo de la gestión sostenible de los océanos. Son una fuente importante de alimentos y medicinas, y una parte esencial de la biosfera.
  • Para celebrar juntos la belleza, la riqueza y el potencial de los océanos.