“La vida es agua bailando al son de las macromoléculas”

“La vida es agua bailando al son de las macromoléculas” (Albert Szent-Györgyi, Premio Nobel de Medicina en 1937). El Día Mundial del Agua se celebra desde 1993, tras la propuesta surgida en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo que tuvo lugar el año anterior en Río de Janeiro. Posteriormente tuvieron lugar otras menciones, pero todas ellas bajo la misma premisa, crear conciencia de que el agua es fundamental para el desarrollo y la paz mundial.

El agua es un derecho fundamental para la preservación de la vida en todas sus formas y sin embargo son muchas las personas, sobre todo los países menos desarrollados, donde no tienen acceso al agua potable. El próximo 3 de mayo, la Fundación ECOMAR participará, si lo permite la crísis del coranavirus, en la “la carrera Global 6K forWater” que se celebrará en Madrid con el objetivo de recaudar fondos para proyectos de agua de WorldVision.

El promedio mundial de la Huella Hídrica es de 1.385.000 litros por persona al año. O lo que es lo mismo: el volumen de media piscina olímpica cada uno. Pero ¿qué es eso de la huella hídrica (HH)? Fue el ArjenHoekstra, catedrático holandés en 2002 quien utilizó este concepto y lo definió como el total de agua dulce que una persona, comunidad, empresa o país, utiliza para producir los bienes y servicios consumidos.

Nuestro país ocupa el octavo puesto en la clasificación mundial de países con mayor huella hídrica (producción y consumo) y el segundo puesto en el ranking europeo. La HH anual de España se sitúa cerca de los 2.500.000 de litros por persona, el doble que el promedio mundial (1.385.000 litros por persona al año).

La huella hídrica se calcula a partir del volumen (litros o metros cúbicos) de agua consumida, diferenciando entre:

HH Azul – Es el agua dulce extraída de fuentes superficiales o de aguas subterráneas de uso cotidiano y sin retorno.

HH Verde – Agua procedente de precipitaciones que no se pierde o que alimenta a las aguas subterráneas y que se almacena o permanece de forma temporal en las capas superiores del suelo.

HH Gris – Agua “contaminada” resultante de los procesos de producción y que por su alto grado de contaminantes diluidos en dichos procesos, no cumple con los estándares de calidad acordados.

¿Sabes cual es la HH de un día normal? – en la siguiente infografía se muestra el consumo de agua necesaria para la producción de artículos, productos y acciones cotidianas:

(Datos de consumo de agua empleada recogidos de información de varias fuentes: ecologistas en acción, autoridad nacional del agua del Perú, Gobierno de Méjico).

¿Cómo podemos reducir la huella hídrica y ser consumidores responsables?

Poner la lavadora supone de 42 a 62 litros de agua, así es que:

  • Espera a llenarla.
  • Selecciona la temperatura del agua adecuada para cada lavado, no siempre es necesaria el agua caliente, a veces la ropa no está tan sucia como para necesitarlo.
  • Limpia regularmente el filtro de la lavadora.
  • Usa el detergente necesario y evita en lo posible el suavizante

Y si tienes que comprar una:

  • Compra una lavadora y electrodomésticos con etiquetado energético de clase A. Con una lavadora ecológica, reducimos las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) y los vertidos de detergentes a los ecosistemas fluviales.
  • Economiza agua usando el lavaplatos en vez de fregar a mano,
  • Elije una con la capacidad ajustada al uso real que le vayas a dar, olvida eso tan español de “burro grande ande o no ande”.

Igual para los alimentos:

  • Eligeproductos de proximidad, solo tienes que fijarte en la etiqueta para saber la procedencia,
  • Apuesta por el consumo de frutas y verduras sobre productos procesados y las carnes, pues para producir 1 Kg de ternera, se emplean 15. 400 litros de agua, para uno de cordero, unos 8.700 y 4.300 para uno de pollo.
  • Utiliza el agua usado para hervir los alimentos para regar tus plantas
  • Compra con cabeza, España es el séptimo país de la Comunidad Euorpea, que mas comida desperdicia con 7,7 millones de toneladas de alimentos, según datos del Ministerio de agricultura, pesca y alimentación.

Y hablando de compras:

Ante acciones a veces un tanto impulsivas, sobre todo cuando se trata de ropa ;), tómate un momento y piensa si realmente lo necesitas, porque, ¿sabes que para la confección de un solo par de vaqueros se requieren 10.000 litros de agua y para una camiseta de algodón 2.700?, por cierto,la bolsa de papel, donde habitualmente nos meten la ropa, suponen 8,8 litros.

Fíjate en el etiquetado, puede haber una gran diferencia en la huella hídrica en la producción de unas prendas a otras: lugares de fabricación, tintes y tratamientos. En la medida de lo posible, elige prendas de tejidos naturales.

Pon en práctica la economía circular para reducir el consumo: alarga la vida útil de los productos que utilizas, huye del “un solo uso” y recicla.

Recuerda, “Cuida de los únicos dos sitios de los que no te podrás mudar jamás, tu cuerpo y tu planeta” (TheresaZabell)

 

 

X