Theresa Zabell junto al Principe Alberto de Mónaco en la llegada de la expedición

Theresa Zabell junto al Principe Alberto de Mónaco en la llegada de la expedición

Nuestra presidenta Theresa Zabell junto al Príncipe Alberto de Mónaco recibió en el pantalán Real del Yatch Club de Mónaco al Catamarán “Amaala Explorer” de la OceanosCientific Mediterranean Contaminantes Expedition 2020, que tras navegar 1.500 millas por el mar Mediterráneo, volvía a su casa con muchas muestras de agua recogidas de las desembocaduras de los ríos Tiber, Ebro y Ródano.

Yvan Griboval, Director de Expedición y Linn Sekund, el biólogo marino a bordo del maxi-catamarán “AMAALA EXPLORER” y Coordinador del Comité Científico Fabienne Gaillard de las Asociaciones Oceanocientíficas, entregaron a Vincent Rigaud, Director del Centro Méditerranée para el Institut Français de Recherche pour l’Exploitation de la Mer (Ifremer), las ocho valiosas muestras recogidas a lo largo de unas 1.500 millas náuticas desde Mónaco hasta la desembocadura del Tíber (Italia), luego a Porto Cervo (Cerdeña) , Barcelona (España) y La Seyne-sur-Mer.

Representantes de AMAALA, el socio principal de la OceanoScientific Mediterranean Contaminants Expedition 2020, Nick Naples (Director Ejecutivo de AMAALA) y Brendan Jack (Director de Sostenibilidad de AMAALA), viajaron desde Riad (Arabia Saudita) para el evento, a los que se unió Theresa Zabell, anfitriona en Barcelona de la expedición. Todos destacaron que la conservación de los océanos, ya sea en el Mediterráneo o en el Mar Rojo, es parte del mismo esfuerzo global en nombre de las generaciones venideras.

Amaala Explorer, un catamarán legendario

Días antes, el catamarán de la OceanosCientific Mediterránean Contaminantes Expedition 2020 llegó al pantalán que la FNOB tiene en el puerto de Barcelona para hacer una escala de su periplo por el Mediterráneo. En tierra les esperaban Theresa Zabell y los Voluntarios de la Fundación ECOMAR.

Más de 120 niños participaron en diferentes talleres, donde aprendieron por un lado la experiencia de la Vela Oceánica, el taller “Azul Ecomar” explicando el proyecto de la expedición y la importancia de los océanos, y también tuvieron la posibilidad de visitar las instalaciones de la Fundación de Navegación Oceánica de Barcelona para ver como se construyen ese tipo de barcos. Pudieron visitar el “Amaala Explorer”, el Catamarán más grande del mundo que se ha reconvertido en Barco Oceanocientífico para esta expedición. Un barco legendario que ganó hace años la regata “The Race”.