Australia

La actriz protagonista de “Xena” multada por protestar contra un petrolero de Shell

Sídney (Australia), 7 feb (EFEverde).- Un tribunal neozelandés condenó hoy a la actriz Lucy Lawless, protagonista de la serie televisiva “Xena: la princesa guerrera”, a 120 horas de trabajo comunitario y el pago de una multa de unos 547 dólares (404 euros) por abordar ilegalmente un barco petrolero de Shell en 2012.

El juez Allan Roberts del Tribunal del distrito de New Plymouth también emitió una condena similar para otros seis activistas de la organización ecologista Greenpeace que participaron en el abordaje del barco perforador Noble Discover en febrero de 2012 para impedir su partida del puerto Taranaki hacia las costas de Alaska.

Lawless y los activistas de Greenpeace se libraron de pagar unos 503.520 dólares (372.398 euros) por desagravio a la Shell Todd, según la cadena TVNZ de la televisión neozelandesa.

Fuera de los tribunales, Lawless expresó que se siente “orgullosa” de haber participado en esa propuesta porque contribuyó a que el gobierno de Estados Unidos examine los planes de exploración de la gigante petrolera Shell en el Ártico.

En junio pasado Lawless y los activistas de Greenpeace se declararon culpables de abordar ilegalmente el Noble Discoverer, donde se instalaron durante 77 horas en lo alto de su torre de perforación, a 53 metros de altura.

La policía los detuvo y los acusó de ocho cargos por robo, que potencialmente ponía en peligro la carrera de Lawless porque limitaba su entrada a países como Estados Unidos, pero después fueron cambiados por abordaje ilegal. EFEverde

Fuente: EFEverde

Australia condena la entrada de un ballenero japonés en sus aguas del Antártico

Sídney (Australia), 1 feb (EFEverde).- Australia condenó la entrada de un barco de apoyo de la flota ballenera japonesa en la zona económica exclusiva australiana en el Océano Antártico, informaron hoy medios locales.

El ministro australiano del Ambiente, Tony Burke, confirmó en un comunicado la entrada del barco japonés a aguas australianas e informó de que la embajada australiana en Tokio ya ha transmitido su queja a sus pares nipones.

“En diversas oportunidades Australia ha dejado claro a Japón que los barcos vinculados al programa ballenero japonés no son bienvenidos ni en la zona económica exclusiva de Australia ni en su mar territorial”, dijo Burke en un comunicado.

El Shonan Maru 2, que tiene guardacostas armados japoneses a bordo, entró en la zona económica exclusiva australiana, cerca de la antártica Islas Macquarie, alrededor de las 04.00 GMT del jueves, cuando perseguía al barco ecologista Bob Barker, denunció la organización Sea Shepherd.

El jefe de la misión de Sea Shepherd y exlíder del Partido Verde Australiano, Bob Brown, dijo hoy a la cadena australiana ABC que el Shonan Maru se encuentra actualmente fuera de las aguas territoriales de las Isla Macquarie, que forman parte del territorio del estado australiano de Tasmania.

El Bob Barker logró interceptar esta semana al ballenero nipón Nisshin Maru, pero poco después logró perder de vista a los ecologistas debido al mal tiempo en la zona.

Sea Shepherd ha asegurado que en la presente temporada de caza en la Antártida, Japón no ha logrado capturar hasta el momento ningún cetáceo.

En la campaña 2011/2012, Japón no cubrió un tercio de su cuota, fijado en unas 900 piezas, debido al mal tiempo y las acciones de dos barcos de Sea Shepherd, que siguieron a los pesqueros japoneses durante 27.000 kilómetros e impidieron la faena en varias ocasiones.

Japón abandonó la caza de ballenas en 1986 tras una moratoria internacional, pero la retomó en 1987 tras alegar motivos científicos y fletó expediciones a la Antártida en nombre del Instituto de Investigación de Cetáceos. EFEverde

Fuente: EFEverde

Australia aumenta la protección de la Gran Barrera de Coral

Sídney (Australia), 1 feb (EFEverde).- Australia reforzó las medidas para proteger la Gran Barrera de Coral con el fin de evitar que este icónico lugar sea retirado de la lista de Patrimonio de la Humanidad, según un informe presentado hoy ante la Unesco.

El Informe del Estado de las Partes fue presentado ante el Comité de Patrimonio Nacional de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) en respuesta a las recomendaciones realizadas por una misión de ese organismo que visitó la Gran Barrera el marzo pasado.

Tras la visita, la Unesco enfatizó que la minería amenaza la Gran Barrera de Coral de Australia, advirtió que el lugar podía ser borrada de la lista de Patrimonio de la Humanidad y dio una serie de recomendaciones que debían ser respondidas antes del 1 de febrero.

Evaluación estratégica de la zona

Este jueves, el ministro del Ambiente, Tony Burke, anunció que el Gobierno ha cumplido con el plazo fijado por la Unesco y destacó que el informe subraya las medidas adoptadas por el Gobierno de Camberra, que incluyen una evaluación estratégica de la zona, que ayudará en el diseño de planes futuros en la Gran Barrera de Coral frente a proyectos de desarrollo sostenible.

Burke también destacó la revisión independiente sobre el desarrollo Puerto de Gladstone, donde se busca realizar una serie de proyectos que supondrían un aumento de las exportaciones de carbón de 156 a 944 millones de toneladas en 2020 y un mayor tránsito de barcos por las aguas de la Gran Barrera, declarada Patrimonio de la Humanidad en 1981.

Greenpeace

En respuesta al informe, Greenpeace anunció que redoblará su campaña en favor de la protección de la Gran Barrera por considerar que el Gobierno de Camberra no se ha mostrado decidido a parar la explotación del carbón en esa zona.

“El Gobierno de Australia ha desafiado la mayoría de las recomendaciones de la Unesco, y no expresó que parará los terminales de carbón o el dragado que amenaza a dugongs, tortugas, peces y otras especies marinas”, dijo en un comunicado la responsable de Cambio Climático de greenpeace Australia, Georgina Woods.

Asimismo,el ministro Burke informó que ha destinado un fondo adicional de 834.640 dólares (614.519 euros) para combatir la plaga de coronas de espinas, que son dañinas para los sistemas coralinos.

La salud de la Gran Barrera, que alberga 400 tipos de coral, 1.500 especies de peces y 4.000 variedades de moluscos, comenzó a deteriorarse en la década de 1990 por el doble impacto del calentamiento del agua del mar y el aumento de su acidez por la mayor presencia de dióxido de carbono en la atmósfera. EFEverde

Fuente :EFEverde

Arranca expedición científica para estudiar la ballena azul en el Antártico

Sídney (Australia), 22 ene (EFEverde).- Científicos de Australia, Chile, Estados Unidos, Reino Unido y Nueva Zelanda iniciarán hoy una travesía por las aguas antárticas para elaborar un estudio sobre la ballena azul, el animal más grande del mundo.

El ministro australiano del Ambiente, Tony Burke, dijo que el primer viaje del Proyecto Ballena Azul Antártica servirá para hacer un censo de estos cetáceos y analizar su comportamiento y desplazamientos en aguas que rodean al continente blanco.

La ballena azul (Balaenoptera musculus) es el animal de mayor tamaño que ha habitado el planeta y puede llegar a medir más de 30 metros de largo y a pesar 180 toneladas.

“Solo su lengua es más pesada que un elefante y su corazón es del tamaño de un coche pequeño” y “hasta el dinosaurio más grande era más pequeño que la ballena azul”, señaló Burke en un comunicado.

Los 18 científicos, que partirán de la ciudad de Hobart, en la isla de Tasmania, se centrarán en la zona oeste del Mar Ross en sus investigaciones que realizarán con aparatos sonar, según la agencia local AAP.

La Comisión Ballenera Internacional calculó que en el año 2000 la población de ballenas azules en el Hemisferio Sur era de entre 400 y 1.400 ejemplares.

Hace medio siglo estos mamíferos antárticos estuvieron a punto de desaparecer cuando un tercio de la población de un millón de ballenas azules perecieron durante la era industrial ballenera, según el portal de este proyecto internacional de cooperación científica que durará tres años. EFEverde

Fuente: EFEverde

Australia pide “cordura” durante la temporada de caza de ballenas

Sídney (Australia), 21 dic (EFEverde).- Australia, Nueva Zelanda, Estados Unidos y los Países Bajos instaron a los ecologistas a adoptar una actitud responsable durante la próxima temporada de caza de ballenas en la Antártida, según un comunicado divulgado hoy por el Gobierno neozelandés.

Los cuatro países condenaron cualquier tipo de acción que ponga en peligro la vida humana y reiteraron sus peticiones para que no se violen las regulaciones internacionales y se eviten eventuales muertes y lesiones de miembros de la tripulación de los balleneros o de las organizaciones ecologistas.

“Respetamos el derecho a las protestas pacíficas, incluso en alta mar. Pero condenamos un comportamiento ilegal o peligroso de cualquiera de las partes en el océano Antártico o en cualquier otro lugar. Estamos preparados para afrontar cualquier actividad ilegal de acuerdo a las leyes internacionales y domésticas”, advirtieron.

Las cuatro naciones enfatizaron que se oponen a la caza comercial de ballenas, incluso las llamadas capturas “científicas”, especialmente en el santuario del Mar del Sur establecido por la Comisión Internacional Ballenera y subrayaron su compromiso con los esfuerzos para recuperar a la población de cetáceos.

“Técnicas letales de investigación no son necesarias en la conservación y gestión moderna de ballenas”, aseveraron los cuatro gobiernos en el comunicado.

Denuncia contra Sea Shepherd

A principios de diciembre, una organización vinculada al Gobierno japonés dedicada a la llamada “caza científica de ballenas” presentó una demanda ante un tribunal de Estados Unidos para que el grupo ecologista Sea Shepherd deje de interrumpir sus actividades.

El pasado verano austral, Sea Shepherd obligó en marzo a la flotilla japonesa a interrumpir la temporada de caza tras un enfrentamiento en aguas de la Antártida.

Además, en 2011 Japón, que suele capturar cetáceos durante el verano austral, suspendió dos meses antes de lo previsto la caza de ballenas en el Océano Antártico debido al acoso de Sea Shepherd, que en los últimos años ha llevado a cabo abordajes, lanzamiento de ácidos corrosivos o encadenamientos de sus activistas a los balleneros japoneses.

El país asiático abandonó la caza de ballenas en 1986 tras una moratoria internacional, aunque la retomó en 1987 tras alegar motivos científicos y comenzó a efectuar expediciones a la Antártida en nombre del Instituto de Investigación de Cetáceos. EFEverde

Fuente: EFEverde

Un bloque oceánico “inestable” podría provocar un tsunami en Australia

 

Sídney (Australia), 21 dic (EFEverde).- Científicos de Australia hallaron cerca de la Gran Barrera de Coral un enorme bloque oceánico a punto de derrumbarse y alertaron hoy de que si esto sucediera con rapidez podría provocar un devastador tsunami en el noreste del país.

Este bloque de un kilómetro cúbico, conocido como el Bloque Noggin, es un remanente de una antigua avalancha que ocurrió en las profundidades marinas y que actualmente se posa en el filo de la plataforma continental, según la emisora local ABC.

El geólogo marino Robin Beaman de la Universidad James Cook dijo a la ABC que este bloque se encuentra “en las primeras etapas de desprenderse de la Gran Barrera de Coral”, aunque este proceso por el momento sucede de forma lenta.

Pero si este bloque se rompe con rapidez a consecuencia, por ejemplo de un terremoto, podría causar un gran tsunami con la capacidad de recorrer en un período de una hora unos 70 kilómetros desde la Gran Barrera de Coral hasta impactar en las costas del noreste australiano.

Esta catástrofe es poco probable, “pero no obstante se debe considerar que puede suceder. No se sabe en qué momento se colapsa un bloque de este tipo, solamente se puede decir que eventualmente sucederá”, agregó el científico. EFEverde

Fuente: EFEverde

X