¿Por qué somos azules?

Un 3 de marzo, hace ya 20 años, nació legalmente la Fundación ECOMAR. Hacía pocos meses que me había retirado de la vela olímpica y me movía una necesidad imperiosa de poder devolver algo a esos mares y esa sociedad que me habían dado tanto…

Sinceramente, después de pasar más horas en el mar que en tierra firme durante los últimos 20 años, ya había llegado a la conclusión de que nuestros mares y océanos estaban en grave peligro, aunque en esos tiempos la alarma social aun no había llegado.

Quizás, en aquel momento, con 2 oros olímpicos recientes, 5 títulos mundiales, 3 europeos, nombrada mejor regatista del mundo por la Federación Internacional… el camino más fácil habría sido prestar mi imagen a una de las ONGs o asociaciones ya existentes y subirme a su barco con un claro rumbo ya marcado. Sin embargo, lo quise hacer de una manera diferente.

En esos años a aquellos que se preocupaban del cuidado de nuestro planeta se les solía conocer como “los verdes”. Estaban bastante de moda, movían masas y con sus reivindicaciones llamaban mucho la atención, no en vano muchas de sus noticias eran muy llamativas lo que daba pie a abrir telediarios con ellas, como una persona encadenada a la entrada de un Ministerio o una neumática cruzando la proa de un petrolero.

ECOMAR nació con una filosofía diferente. Queríamos sumar, aportar, comunicar en positivo porque la solución existe, concienciar a las futuras generaciones ya que ellos son parte de la solución e intentar involucrar a toda la sociedad.

Y así llevamos 20 años, transmitiendo ilusión para que cada vez más personas se suban a nuestro barco y se sumen a nuestro proyecto. Es lo que nosotros llamamos la “Filosofía AZUL”.

X