Arctic Frontiers

Hacia la ‘colonización’ subacuática del Ártico

Tromso (Noruega), 24 ene (EFEverde).- Los impactos del cambio climático en el Ártico están provocando una migración masiva de peces hacia latitudes más altas, según han podido constatar los científicos, que intentan responder a la pregunta de qué especies marinas “colonizarán” el océano profundo cuando quede sin hielo.

La segunda fase del Congreso Internacional sobre el Ártico, Arctic Frontiers, que se celebra esta semana en la ciudad noruega de Tromso, ha reunido a varios centenares de científicos implicados en investigaciones sobre la vida subacuática en este océano, cada vez menos glacial.

El objetivo: que expongan su conocimiento sobre la zona más desconocida del Ártico: los aproximadamente 2,8 millones de kilómetros cuadrados de océano profundo que hasta ahora han permanecido permanentemente helados, pero que, según las previsiones más optimistas del propio Consejo Ártico, podrían quedar libres de hielo en verano entre los años 2030 y 2040.

¿Habrá productividad marina en las aguas, de unos 4.000 kilómetros de profundidad, que rodean el Polo Norte cuando quede libre de hielo? ¿Querrán colonizarlas ballenas, rodaballos y bacalaos? Y, en caso afirmativo, ¿habrá pesca comercial en estas aguas internacionales?

LA ZONA PESQUERA MÁS PRODUCTIVA 

La franja marina que rodea el núcleo helado del Ártico (el mar de Barents, el norte de Islandia, el noroeste y nordeste de Groenlandia y el mar de Bering, entre Estados Unidos y Rusia) es uno de los territorios pesqueros más productivos del planeta, de donde procede el 20 % del pescado que se consume en el mundo.

Sin embargo, los impactos del cambio climático están desplazando los caladeros cada vez más al norte, ante “la pérdida de productividad marina en la zona sur”.

“El calor acumulado en la atmósfera debido al calentamiento se transfiere al océano y se traduce, a su vez, en estratificación y en pérdida de nutrientes en bajas latitudes”, explica Paul Wassmann, profesor de Ecología Marina de la Universidad de Tromso.

Por el contrario, al perder el hielo “las zonas del Norte absorben una luz que antes no captaban, adquieren más nutrientes y por tanto, son más productivas”, agrega.

De este modo, los científicos del Instituto de Investigación Marina de Noruega (IMR en sus siglas en inglés) han constatado un “significativo” desplazamiento hacia el norte de poblaciones de especies comerciales como el capelán, el rodaballo de Groenlandia, el bacalao ártico o el arenque.

¿MIGRARÁN LAS ESPECIES AL OCÉANO PROFUNDO?

La pregunta es, de continuar estos cambios en sus ecosistemas como prevén los científicos, si seguirán las especies marinas migrando hacia el océano profundo.

“Necesitamos más ciencia para responder a esa pregunta”, apostilla Wassmann en una entrevista con Efe, “pero todo indica que la respuesta estará en si hay o no disponibilidad de nutrientes”.

“A medida que aumente el deshielo el mar captará más luz, pero para ser más productivo y atraer a las especies necesitará también nutrientes; es como un hortelano en España que reciba una luz excelente para hacer creer sus hortalizas pero no disponga de un suelo fértil”, apunta este científico alemán afincado en Noruega.

Harald Loeng, director de Investigación del IMR, ha estudiado el potencial de las especies pesqueras comerciales de colonizar las inmediaciones del Polo Norte.

En sus investigaciones, ve un alto potencial “colonizador” para las ballenas, el tiburón de Groenlandia, la raya ártica, el cangrejo de nieve o el bacalao ártico; y “posibilidades de expansión mucho más al norte” para el capelán, el arenque o el bacalao atlántico, aunque no en las latitudes más altas.

Loeng indica a Efe que todo dependerá del tiempo que dure la temporada de deshielo, la distancia a la que se sitúen sus nuevas zonas de reproducción y la fidelidad hacia las mismas, y, esencialmente, de la cantidad de comida disponible.

Tanto Loeng como Wassmann ven “improbable” que en el centro del océano Ártico haya pesca comercial en menos de diez o quince años, aunque no dudan de que a finales de siglo, como bromeó el científico canadiense Steven Fergunson, las ballenas hayan sustituido a los osos polares como los mayores predadores del Ártico. EFE

Fuente: EFEverde

El futuro del ártico se “juega” en Noruega

Madrid, 19 ene (EFEverde).- La ciudad noruega de Tromso acogerá a partir de mañana el congreso internacional sobre el Ártico, Arctic Frontiers, al que está prevista la asistencia de ocho ministros de los países limítrofes con este océano, además de la comisaria europea de Pesca, Maria Damanaki, entre otros.

En congreso, que se celebra en pleno debate sobre el deshielo y de rivalidades por la soberanía, tiene por lema “Geopolítica y producción marina en un Ártico en cambio” y se extenderá a lo largo de toda la próxima semana.

La primera parte del encuentro estará dedicada a analizar los conflictos políticos y económicos que está generando el acceso a los recursos árticos debido al deshielo; mientras que la secunda parte estará centrada en las últimas investigaciones científicas sobre el estado de los ecosistemas de este océano.

Arctic Frontiers contará con la participación de científicos, ecologistas, miembros de comunidades indígenas, medios de comunicación y del sector privado de 23 países.EFE

Fuente: EFEverde

X