Notas de Prensa

Los clubes de la Grímpola participan en el concurso “Ponte las Pilas y Recicla”

Alumnos y socios de 74 clubes y escuelas náuticas de todo el país participarán este verano en la campaña ‘Ponte las pilas y recicla’, impulsada conjuntamente por las fundaciones ECOPILAS Y ECOMAR, para recopilar pilas usadas en las costas españolas. Los 74 centros adscritos este año a la Grímpola Ecomar son un 28% más que los participantes en la edición de 2018.

ECOPILAS instalará un total de 150 contenedores a los centros adheridos al programa de educación medioambiental Grímpola Ecomar (dirigido a niños de entre 7 y 14 años). Además, tiene previsto distribuir 7.400 mini recopiladores domésticos entre socios y alumnos.

La iniciativa premiará con distinto material deportivo náutico, tales como chalecos o velas, a los tres centros que recojan más pilas durante los meses de julio y agosto, período durante el que se desarrollará la campaña. Igualmente, complementará las actividades náuticas con talleres de formación y repartirá material educativo para sensibilizar sobre diversas materias medioambientales y hábitos de vida saludable.

Desde 2015, año en que se puso en marcha esta iniciativa para proteger las costas de nuestro país, la campaña ha permitido gestionar correctamente cuatro toneladas y media de pilas, evitando así el riesgo de que hubieran sido desechadas de manera descontrolada. Sólo durante el verano de 2018, la iniciativa recogió una tonelada de pilas usadas.

Según Theresa Zabell, presidenta de la Fundación Ecomar, “El reciclaje de pilas y baterías es muy importante. Gracias a la Fundación Ecopilas podemos hacer posible este programa, que venimos realizando desde hace tres años. Es necesario incentivar este tipo de reciclaje, no en vano una pila tarda en desaparecer de la naturaleza  hasta 1.000 años siendo esta recicable al cien por cien”.

Por su parte, José Pérez, presidente de Ecopilas, señala que “este tipo de iniciativas contribuyen a proteger las costas españolas, sobre todo si tenemos en cuenta la multiplicación de nuevos y variados dispositivos electrónicos que emplean pilas y baterías y que todos utilizamos, aún más en verano. Además, –añade Pérez–, en paralelo desarrollamos una labor pedagógica, sobre todo entre los más pequeños, que para nosotros es vital ya que sólo mediante la educación y la formación tendremos adultos responsables en el futuro”. 

X