Blog

El primer año de Mares Circulares concluye con un sólido balance

Esta mañana se han presentado los resultados de la primera edición de Mares Circulares, un proyecto conjunto de las asociaciones CheloniaVertidos Cero y Fundación Ecomar, en colaboración con el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), a través de la Secretaría General de Pesca. Mares Circulares es una iniciativa impulsada por Coca-Cola en España, cofinanciada por The Coca-Cola Foundation. Ver Más

Muy orgullosos del resultado final

Nuestro balance de 2018 no puede haber sido mejor con 29 limpiezas de costas realizadas por las costas de España y Portugal. Nos hemos desplazado en nuestro Volvo V90 Cross Country durante 40.000 kilómetros. Hemos formado parte de los programas Mares Circulares, de Coca-Cola y del Libera 1m2, de Ecoembes con muy buenos resultados… Ver Más

Cataventos Escola de Vela gana el concurso «Ponte las pilas y recicla»

La Escuela de Vela Cataventos de Corcubión ha recibido esta mañana el primer premio del concurso ‘Ponte las pilas y recicla’, en reconocimiento a la recogida de 252 kilos de estos residuos el pasado verano. Con esta cantidad, la escuela coruñesa ha aportado el 26,5% de la tonelada de pilas recogidas por esta iniciativa de sensibilización medioambiental en 2018 y en la que han participado 58 clubes náuticos y escuelas de vela de toda España.

Desde 2015, el concurso ‘Ponte las pilas y recicla’, impulsado por las fundaciones Ecopilas, dedicada a la recogida y el reciclaje de pilas, y Ecomar, promueve la protección de las costas españolas mediante el reciclaje de pilas domésticas. Desde entonces, la campaña ha permitido reciclar 4.500 kilos de estos residuos.

Para facilitar su recogida selectiva, el pasado verano, Ecopilas instaló 125 contenedores en los clubes náuticos, escuelas de vela y marinas y otros centros dedicados a la náutica adheridos al programa de educación medioambiental Grímpola Ecomar. Ecopilas repartió, además, 5.000 minirecopiladores domésticos entre los socios.

Narcos Trillo Díaz, responsable de la Escuela de Vela Cataventos, ha recogido hoy el primer premio, consistente en material deportivo, de manos de Theresa Zabell, presidenta de la Fundación Ecomar, y de Gonzalo Torralbo, secretario general de Recyclia, entidad en la que se integra Ecopilas.

Por su parte, el segundo y tercer premio han recaído en el Club Náutico de Altea (Alicante) y el Real Club Náutico de Algeciras (Cádiz), por contribuir al reciclaje de 121 y 91 kilos de pilas, respectivamente.

Según Theresa Zabell, presidenta de la Fundación Ecomar, “desde la Fundación Ecomar nos sentimos muy orgullosos del trabajo y la actitud de los clubes en el reciclaje. Los niños de las escuelas comprenden a la primera que, si no reciclan las pilas, nuestros mares se contaminarán más. Gracias a Ecopilas podemos concienciar cada día a más niños y enseñarles que, si lo tiran al suelo, lo tiran al mar. Estos concursos son muy necesarios porque alimentan las ganas de mantener nuestra naturaleza limpia”.

Por su parte, Gonzalo Torralbo, secretario general de Recyclia, señala que “gracias a iniciativas como la que con gran éxito de acogida llevamos a cabo cada verano con la Fundación Ecomar, cada vez son más los niños y jóvenes que actúan como prescriptores acerca de cómo se deben separar los residuos en sus hogares. Además, esta campaña nos ofrece el escenario ideal para educar a las nuevas generaciones en la cultura del reciclaje inmersas en el paraje natural -nuestras playas y mares- que contribuyen a proteger con el sencillo gesto de depositar una pila en un recopilador”.

‘Ponte las pilas y recicla’ forma parte del programa Grímpola Ecomar dirigido a niños de 7 a 14 años y cuyo objetivo es completar las actividades náuticas con talleres de formación en el respeto al medio ambiente y hábitos de vida saludables, como el reciclaje. Mas de 2.367.000 niños han participado en la iniciativa, desde su creación.

Premio Salvamento Marítimo a la mejor labor por unos mares limpios

Los Premios de Salvamento Marítimo 2018 tienen por objeto impulsar la iniciativa de “Mares Limpios” poniendo en valor aquellos proyectos, vídeos o propuestas que colaboren con este fin.
Hoy se publican los ganadores de las distintas categorías y queremos dar la enhorabuena a los premiados y a todos los que habéis participado con tanta ilusión por colaborar en la protección del medio ambiente marino.

Los Premios de Salvamento Marítimo fueron para …

1. Premio de Salvamento Marítimo a la mejor labor desarrollada por unos mares limpios:

Para la FUNDACIÓN ECOMAR, por su larga trayectoria en labores de concienciación ambiental y limpieza de costas y por su fuerte compromiso por el medio ambiente marino. Todo ello, dirigido especialmente a los más jóvenes para transmitirles el respeto hacia nuestros océanos y la importancia de cuidar los recursos no renovables.

Se concede un accésit al PROYECTO LITTERDRONE, por su carácter innovador, en el desarrollo de nuevas metodologías de monitorización y clasificación de basuras marinas mediante el uso de drones.
Se otorga un accésit al PROYECTO PLUMBUM, por su labor especializada de recogida de plomo en los fondos marinos y por la correcta gestión del residuo así como, por la difusión de información acerca de la problemática actual de este residuo tóxico.

2. Premio de Salvamento Marítimo la ciudadanía al mejor vídeo que promueva la protección del medio ambiente marino

Para JOSÉ LUIS ALCAIDE SANJURJO por el video “It´s NOT a nightmare” que destaca por su originalidad y sus impactantes imágenes que muestran la problemática de contaminación en los fondos marinos.
Se concede un accésit a AITOR GUTIÉRREZ SANGIAO por el video “Por unos mares limpios” con un mensaje claro y sencillo sobre los beneficios de un mar limpio.
Se otorga un accésit a la ASOCIACIÓN VERTIDOS CERO por el video “App MARNOBA” que pone en valor la aplicación móvil para la caracterización de las basuras marinas.

3. Premio interno de Salvamento Marítimo a la mejor iniciativa de prevención y respuesta a la contaminación marina:
Para PABLO BENJUMEDA Y JUAN PEÑA por su innovadora propuesta de un sistema de monitorización de vertidos mediante imágenes de satélite que permite detectar, clasificar y cuantificar las contaminaciones en la superficie del mar.

Se concede un accésit para JUAN VASCO ROVIRA, por su propuesta de reducción de las emisiones procedentes de las oficinas de las unidades marítimas mediante la instalación de placas fotovoltaicas en los techos de los módulos.

Se otorga un accésit a GONZALO LOBATO, por la propuesta de un plan de divulgación conjunto entre varios organismos que disuada a posibles infractores de contaminar el mar.

Cataventos Escola de Vela ha ganado el concurso “Ponte las pilas y recicla”

NP._ Ecopilas ha reciclado una tonelada de pilas, gracias a la colaboración de los alumnos y socios de los 58 clubes náuticos y escuelas de vela participantes en la campaña ‘Ponte las pilas y recicla’, impulsada por la Fundación Ecomar. Desde 2015, esta campaña de sensibilización medioambiental, que promueve la protección de las costas españolas mediante el reciclaje de pilas domésticas, ha permitido gestionar 4.500 kilos de estos residuos.

Para facilitar su recogida selectiva, Ecopilas instaló, el pasado verano, 125 contenedores en los clubes náuticos, escuelas de vela y marinas y otros centros dedicados a la náutica adheridos al programa de educación medioambiental Grímpola Ecomar. Asimismo, Ecopilas repartió 5.000 minirecopiladores domésticos entre los socios.

Premio para los tres centros más activos

‘Ponte las pilas y recicla’ forma parte de las iniciativas del programa Grímpola Ecomar dirigido a niños de 7 a 14 años y cuyo objetivo es completar las actividades náuticas con talleres de formación en el respeto al medio ambiente y hábitos de vida saludables, como el reciclaje. Desde su creación, más de 2.380.000 niños han participado en la iniciativa.

Al igual que en las ediciones anteriores, la campaña ha premiado con material deportivo a los tres clubes que más pilas han depositado en los recopiladores Ecopilas del 1 de julio al 31 de agosto. En esta edición, el centro ganador ha sido Cataventos Escola de Vela de Muxía (A Coruña) con 252 kilos, prácticamente el 26,5% del total recogido. El segundo y tercer premio han recaído en el Club Náutico de Altea (Alicante) y el Real Club Náutico de Algeciras (Cádiz), por contribuir al reciclaje de 121 y 91 kilos de pilas, respectivamente.

Según Theresa Zabell, presidenta de la Fundación Ecomar, “desde la Fundación Ecomar nos sentimos muy orgullosos del trabajo y la actitud de los clubes en el reciclaje. Los niños de las escuelas comprenden a la primera que si no reciclan las pilas nuestros mares se contaminarán más. Gracias a Ecopilas podemos concienciar cada día a más niños y enseñarles que si lo tiran al suelo, lo tiran al mar. Estos concursos son muy necesarios porque alimentan las ganas de mantener nuestra naturaleza limpia”.

Por su parte, José Pérez, presidente de Ecopilas, señala que “gracias a iniciativas como la, que con gran éxito de acogida llevamos a cabo cada verano con la Fundación Ecomar, cada vez son más los niños y jóvenes que actúan como prescriptores acerca de cómo se deben separar los residuos en sus hogares. Además, esta campaña nos ofrece el escenario ideal para educar a las nuevas generaciones en la cultura del reciclaje inmersos en el paraje natural -nuestras playas y mares- que contribuyen a proteger con el sencillo gesto de depositar una pila en un recopilador”.

La Fundación Ecomar y Movistar vuelven a limpiar la playa de Los Lances

La Fundación Ecomar y Movistar realizaron ayer una limpieza de costas en la playa de Los Lances de Tarifa con 90 alumnos del IES Almadraba de la localidad gaditana. Se trataba de realizar una más de la treintena de acciones medioambientales que la Fundación Ecomar ha venido realizando durante 2018 por las costas de España y Portugal.

Este año, la Fundación Ecomar, con la ayuda de sus patrocinadores como Movistar, ha limpiado más de 29 kilómetros de costas; ha aportado 2.016 voluntarios y ha recogido 4.002 kilos de residuos, que han sido debidamente seleccionados y depositados en sus contenedores para que puedan ser reciclados.

En Tarifa, la Fundación Ecomar y Movistar han disfrutado de unos voluntarios muy especiales. A parte de contar con la participación de Theresa Zabell, presidenta de Ecomar y doble campeona olímpica de vela, fueron “embajadoras” de la actividad Marina Alabau, oro olímpico en Londres y Gisela Pulido, diez veces campeona del mundo de Kitesurf, ambas deportistas Movistar

El botín que han logrado rescatar los voluntarios Ecomar de la playa de Los Lances ha sido de 164 kilos de residuos recogidos de los 400 metros de costa que se limpiaron haciendo mucho hincapié en la zona de dunas naturales que flanquean la playa.

Las tres deportistas acompañaron a los niños del IES Almadraba mientras estos dejaban Los Lances muy limpios. Además, antes de la actividad, los alumnos recibieron un taller de medio ambiente y reciclaje para que aprendieran cómo se deben seleccionar y reciclar cada clase de residuo. 

Es la segunda vez que Ecomar y Movistar recalan en Tarifa para limpiar Los Lances. En 2015 realizaron una limpieza abierta a todos los voluntarios que quisieron participar, a la que también asistieron Marina y Gisela, y se limpiaron 1000 metros de costa de los que se lograron retirar más de 100 kilos de residuos.

Theresa Zabell comentó; “Hemos vuelto a Tarifa para ser fieles a nuestra filosofía de apadrinar las playas. Desgraciadamente no es suficiente con limpiarlas una vez, por lo que tenemos que comprometernos a hacerlo, al menos, una vez al año. Recordad que solo tenemos un planeta, no podemos cambiarnos a otro, por lo que tenemos que cuidarlo”.

 

La Fundación Ecomar y PlasticsEurope enseñan 
a niños alicantinos cómo actuar frente al littering

La Fundación Ecomar, con su presidenta y doble campeona olímpica Theresa Zabell a la cabeza, y PlasticsEurope, asociación que representa a los fabricantes de materias primas plásticas, han impartido un nuevo taller de educación medioambiental dentro del “Programa Grimpola” con los alumnos del colegio CEIP Port de Xàbia en el Club Náutico de Jávea. La misión de estos talleres educativos es concienciar a los niños de la necesidad de proteger nuestro entorno y cómo evitar que los residuos acaben en nuestros mares, a través de hábitos como el consumo responsable o el reciclado.

Esta actividad, que se enmarca dentro de la Semana Europea de la Prevención de Residuos, y en la que han participado cerca de 50 alumnos de entre 11 y 12 años de edad del CEIP Port de Xàbia, ha servido para que los niños comprendan la importancia de respetar nuestro entorno y lo importante que es su colaboración a la hora de cuidar el medio ambiente y los mares. Gracias a esta divertida actividad, los niños se convierten en auténticos protagonistas en la preservación de la naturaleza.

En relación al taller, Theresa Zabell ha explicado que fomentar buenos hábitos desde estas edades es muy positivo por lo curiosos que son los niños, especialmente con el medio ambiente y la naturaleza. Cuando además ven que se trata de su entorno más cercano, comprenden todavía más la importancia de evitar que los residuos acaben ahí. PlasticsEurope nos ayuda a explicarles la importancia de cada gesto que hoy, sin duda, construye un mañana“.

Para Ignacio Marco, director general de PlasticsEurope en la región Ibérica, compartir con los más pequeños lo importante que es evitar que los residuos acaben en el medio natural es importante no sólo para el presente más inmediato, sino también para el futuro de nuestro planeta”.

Discurso íntegro de Sylvia A. Earle, Premio Princesa de Asturias de la Concordia

La oceanógrafa Sylvia A. Earle ha insistido este viernes en la importancia que tiene el océano en muchos aspectos de la vida, al ser “motor” del clima, generador de oxígeno y hogar de la mayor parte de la vida en la tierra. “Un océano con problemas significa que nosotros tenemos problemas”, ha advertido.

Texto íntegro del discurso de Sylvia A. Earle

“Majestades, Excelencias, Galardonados, miembros de la Fundación Princesa de Asturias, Señoras, Señores, conciudadanos del único planeta oceánico, la Tierra:

Cuando era niña, aprendí acerca de exploradores españoles tan famosos que a menudo se referían a ellos sólo mediante sus apellidos: Cortes, Pizarro, Balboa, Coronado, Elcano. Estos exploradores y conquistadores, todos hombres, fueron los pioneros de su tiempo, los primeros europeos en ver el continente sudamericano, los primeros en tocar el océano Pacífico, los primeros en circunnavegar el mundo.

Fernando Magallanes nació en Portugal, pero fue el Rey de España, Carlos V, quien aceptó apoyar su idea de buscar una ruta hasta las riquezas de Asia. Zarpó en 1519 y cuando llegó a la punta de América del Sur, pensó que podría cruzar el Pacífico en pocos días. Meses después, ninguno de los cinco barcos en su flota llegó a su destino deseado y solo uno de ellos y 18 de los 260 tripulantes originales regresaron a España tres años después de su partida, pero los que estaban a bordo lograron circunnavegar el mundo por primera vez.

El viaje de Magallanes-Elcano y otras hazañas increíbles tuvieron lugar durante lo que se ha llamado la “gran era de las exploraciones”. Hace cinco siglos, la creencia y la enseñanza predominante dictaban que la Tierra era el centro del universo, que el sol y todas las estrellas se movían a nuestro alrededor. Algunos todavía creen que el universo gira alrededor de nosotros, o quizás ¡solo alrededor de su propia persona! Y, todavía existe la creencia generalizada de que la mayor era de exploración ocurrió hace mucho tiempo. Se han escalado todas las grandes montañas y la gente ha viajado de polo a polo, ha viajado a la luna y ha enviado sondas más allá de la frontera de nuestro sistema solar. ¿Qué queda por explorar?

Los niños de hoy en día saben la verdad. ¡La mayor era de las exploraciones apenas está comenzando! La mayor parte del océano nunca se ha visto, y mucho menos ha sido explorado. Cuanto más nos adentramos en el mar, menos sabemos, ¡pero más descubrimientos nuevos hacemos! Ahora sabemos que el océano es el motor del clima y las condiciones meteorológicas, genera la mayor parte del oxígeno en la atmósfera, absorbe gran parte del dióxido de carbono de la atmósfera, induce la química del planeta y es el hogar de la mayor parte de la vida en la Tierra. El océano posee el noventa y siete por ciento del agua de la Tierra. Las nubes surgen del mar y el agua vuelve a la Tierra como lluvia, nieve y granizo. Mediante cada inspiración que realizamos, mediante cada gota de agua que bebemos, todos estamos conectados al mar. Incluso aquellos que nunca han visto o tocado el océano están siendo tocados constantemente por el océano. El océano es la piedra angular de nuestro sistema de soporte vital.

Sin océano, no hay vida. Sin azul, no hay verde. Un océano con problemas significa que tenemos nosotros problemas.

Cuando era niña, nadie había estado en la luna o bajado a las zonas más profundas del océano. Era raro ver mujeres como científicas, ingenieras, capitanas de barcos, pilotas de aeronaves, líderes de empresas o de países. Algunos me dijeron que, como mujer, no debería aspirar a ser científica o exploradora, pero hay una diferencia entre no debería y no podría, así que me convertí en científica y exploradora de todos modos.

A mediados del siglo XX, no existían ordenadores, teléfonos móviles, los plásticos o internet. En ese momento, parecía que el océano era demasiado vasto, demasiado resistente para ser dañado por cualquier cosa que los humanos pudieran hacer. Hace poco, en la década de 60 del siglo pasado, se consideraba que la extracción de la fauna del mar era la solución a cómo podríamos alimentar a la creciente población de personas, ya que el número de humanos aumentó de mil millones en mil ochocientos a dos mil millones cuando nací yo, tres mil millones a mediados de siglo. Echar basura y otros desechos al mar parecía una buena idea en ese momento. Lo que sea que echamos allí, pensamos, ¡simplemente desaparecerá!

¡Pero ahora lo sabemos! Lo que estamos echando al océano, millones de toneladas de basura, plásticos desechables, productos químicos tóxicos, el exceso de fertilizantes y pesticidas, está cambiando la química del mar. Las tecnologías que hemos desarrolladas para librar una guerra entre nosotros ahora las hemos adaptado para librar una guerra contra el mar. Sonar, satélites, sistemas de posicionamiento global, nuevos materiales para las artes de pesca se utilizan ahora para capturar fauna marina a una escala sin precedentes. Hoy en día, los peces no tienen dónde esconderse, ni siquiera en alta mar ni en los mares profundos, ni en los mares polares.

Lo que estamos extrayendo del océano, millones de toneladas de animales marítimas, ha causado una reducción de alrededor del noventa por ciento de muchas especies de peces, incluyendo bacalao, atún y tiburones, hasta muchos de los pequeños calamares y peces plateados de los que dependen los animales más grandes para su sustento. Su desaparición rompe los antiguos ciclos de nutrientes, afectando la producción de oxígeno y la captura de carbono, socavando los procesos oceánicos antiguos que han tardado cientos de millones de años en desarrollarse, pero sólo unas décadas en deshacerse. En medio siglo, aproximadamente la mitad de los arrecifes de coral han desaparecido, junto con los manglares, los pantanos y las praderas marinas. Los vastos campos del plancton oceánico son los que producen más de la mitad del oxígeno en la atmósfera que están disminuyendo. El océano tiene problemas. Y por lo tanto, nosotros también.

Esa es la mala noticia. Pero la buena noticia es que, por primera vez en la historia, podemos observar, calcular, medir y comprobar no solo de cómo estamos dañando la Tierra, sino también de lo que se puede hacer para curar el daño y hacer las paces con la naturaleza, una clave fundamental para hacer la paz entre nosotros mismos.

¡Este es el momento óptimo!

Ahora, como nunca antes, podemos medir el derretimiento del hielo polar y correlacionarlo con las emisiones de dióxido de carbono, la destrucción de los bosques, el deterioro de los campos de plancton y las especies que captan el carbono azul a las que nos referimos como atún y ballenas y krill.

Ahora, como antes nunca, sabemos que al proteger grandes áreas naturales de la tierra como parques y reservas naturales, estamos protegiendo nuestro sistema de soporte vital. Lo mismo ocurre con el océano. Los parques azules, las reservas azules, los hope spots o puntos de esperanza, se necesitan con urgencia para revertir las alarmantes perdidas que estamos presenciando en el mar. Las acciones tomadas en los próximos diez años determinarán nuestro futuro para los próximos diez mil años. Nunca antes habíamos podido saber lo que se sabe ahora sobre nuestra dependencia absoluta del mundo natural para hacer posible nuestra existencia. Nunca más habrá una oportunidad mejor para actuar, ahora que todavía estamos a tiempo.

Hace cincuenta años, el astronauta William Anders tomó lo que puede ser la fotografía más importante de la misión del Apolo 8 cuando él y los otros dos astronautas circunnavegaron la luna. Esa imagen, Earthrise, la vista de nuestro planeta azul que aparece como una joya viviente en un universo hermoso pero extremadamente hostil de soles, lunas y cometas, impactó a la humanidad, dándolo una nueva conciencia acerca de cuán hermoso es este planeta y cuán vulnerable somos. Dentro de cincuenta años, los niños de hoy pueden mirar atrás y preguntarse “¿Por qué no hicisteis algo mientras todavía había tiempo?” O puede que digan: “Gracias, por la sabiduría de proteger a la Tierra cuando todavía había una oportunidad de hacerlo”.

Les agradezco a ustedes, Majestades, por continuar en esa antigua tradición de fomentar la exploración de lo que los humanos pueden hacer, no solo cruzando el océano desconocido, sino también cruzando las fronteras del arte y la literatura, la comunicación y la ciencia, con ejemplos representados aquí entre mis compañeros galardonados. El conocimiento es la clave de la continuidad de nuestra prosperidad y de nuestra existencia.

Con el saber, viene el cuidado y con el cuidado, hay esperanzas de que podamos hacer, y lo haremos porque debemos hacerlo, las paces con la naturaleza y encontrar un lugar duradero para nosotros mismos dentro de los sistemas mayormente azules que nos sustentan.

Somos Premio Salvamento Marítimo a la mejor labor por unos mares limpios

Los Premios de Salvamento Marítimo 2018 tienen por objeto impulsar la iniciativa de “Mares Limpios” poniendo en valor aquellos proyectos, vídeos o propuestas que colaboren con este fin.
Hoy se publican los ganadores de las distintas categorías y queremos dar la enhorabuena a los premiados y a todos los que habéis participado con tanta ilusión por colaborar en la protección del medio ambiente marino.

Los Premios de Salvamento Marítimo son para …

1. Premio de Salvamento Marítimo a la mejor labor desarrollada por unos mares limpios:

Para la FUNDACIÓN ECOMAR, por su larga trayectoria en labores de concienciación ambiental y limpieza de costas y por su fuerte compromiso por el medio ambiente marino. Todo ello, dirigido especialmente a los más jóvenes para transmitirles el respeto hacia nuestros océanos y la importancia de cuidar los recursos no renovables.

Se concede un accésit al PROYECTO LITTERDRONE, por su carácter innovador, en el desarrollo de nuevas metodologías de monitorización y clasificación de basuras marinas mediante el uso de drones.
Se otorga un accésit al PROYECTO PLUMBUM, por su labor especializada de recogida de plomo en los fondos marinos y por la correcta gestión del residuo así como, por la difusión de información acerca de la problemática actual de este residuo tóxico.

2. Premio de Salvamento Marítimo la ciudadanía al mejor vídeo que promueva la protección del medio ambiente marino

Para JOSÉ LUIS ALCAIDE SANJURJO por el video “It´s NOT a nightmare” que destaca por su originalidad y sus impactantes imágenes que muestran la problemática de contaminación en los fondos marinos.
Se concede un accésit a AITOR GUTIÉRREZ SANGIAO por el video “Por unos mares limpios” con un mensaje claro y sencillo sobre los beneficios de un mar limpio.
Se otorga un accésit a la ASOCIACIÓN VERTIDOS CERO por el video “App MARNOBA” que pone en valor la aplicación móvil para la caracterización de las basuras marinas.

3. Premio interno de Salvamento Marítimo a la mejor iniciativa de prevención y respuesta a la contaminación marina:
Para PABLO BENJUMEDA Y JUAN PEÑA por su innovadora propuesta de un sistema de monitorización de vertidos mediante imágenes de satélite que permite detectar, clasificar y cuantificar las contaminaciones en la superficie del mar.

Se concede un accésit para JUAN VASCO ROVIRA, por su propuesta de reducción de las emisiones procedentes de las oficinas de las unidades marítimas mediante la instalación de placas fotovoltaicas en los techos de los módulos.

Se otorga un accésit a GONZALO LOBATO, por la propuesta de un plan de divulgación conjunto entre varios organismos que disuada a posibles infractores de contaminar el mar.

El Departamento Nacional de Medio Ambiente de Portugal nos felicita

Fundação Ecomar

Exma. Presidente Tereza Zabell,

Agradeço e retribuo, não apenas em meu nome, mas do Departamento Nacional do Ambiente e da Organização da Atividade Nacional dos Oceanos 2018, na concretização da  excelente atividade de Limpeza da Praia na Ponta dos Corvos, realizada com a colaboração da Coca-Cola.

Foi deveras fantástio, os nossos elementos gostaram muito, os 368,52Kg que recolhemos de lixo e que foram convertidos em ajuda para o Banco Alimentar foi um bom contributo para quem mais precisa uma “BOA AÇÃO”.

Verdadeiros “Voluntários ECOMAR” obrigada por nos considerar assim.

Agradecemos ainda por todo o material e apoio que foi disponibilizado para a realização das Atividades do Caderno do Monitor e Diário de Bordo.

Foram sem dúvida momento muito enriquecedores para os nossos elementos as atividades que realizamos com eles em parceria com a Fundação.

Neste simples agradecimento cabe ainda a entrega das 4 Velas Kinder  (grande surpresa) e das Escotas para as Embarcações do Agrupamento Piloto no Projeto Ambiental Anual (253-SEIXAL).

Foi um momento muito bonito, e que agradecemos, complementado com todos os ensinamentos que transmitiu às nossas crianças, transparece o amor que tem pela modalidade da Vela, e a forma como transmitiu os seus conhecimentos foi muito bom.

Obrigada Theresa por esses momentos.

Embora no Nuno Barreto não tenha estado presente, também queremos estender o agradecimento, por ter feito a ponte e ter contribuído para que tudo corresse tão bem.

Queremos continuar a manter as Costas Limpas e fazer “Boas Ações”.

Obrigada e até Sempre.

Bons Ventos.

Luísa Esteves

 

 

X