pesca

El Parlamento Europeo impulsa un avance histórico contra la sobrepesca y los descartes

Lo que los grandes representantes del sector pesquero consideran un suicidio es, según los movimientos ecologistas, un avance histórico. En lo único en lo que coinciden los dos colectivos es en la importancia del voto emitido hoy por Parlamento Europeo. La Cámara de Estrasburgo ha dado el visto bueno por una abrumadora mayoría —502 votos a favor, 137 en contra y 27 abstenciones— al informe presentado por la eurodiputada alemana socialdemócrata Ulrike Rodust que, de facto, supone la pena de muerte para los descartes (práctica que consiste en arrojar al mar las capturas no deseadas, la mayor parte de ellas peces muertos). El texto también trata de limitar la sobrepesca, muy extendida en los caladeros europeos.

Los contrarios a esta iniciativa, que debería entrar en vigor el próximo año, confían en que la normativa acabe siendo descafeinada. Tras pasar por Estrasburgo aún le quedan largas negociaciones con los 27 Gobiernos de la UE y la Comisión Europea antes de ser efectiva.

El PP español ha sido de los más críticos. “La propuesta es enormemente dañina para nuestro sector pesquero. Estamos de acuerdo en acabar con los descartes, pero queríamos hacerlo de una forma flexible y no de manera inmediata”, asegura el eurodiputado Gabriel Mato. “Si finalmente este va a ser el resultado de la política pesquera común, los pescadores van a estar en peligro de extinción”, añade Javier Garat, secretario general de la patronal Cepesca y presidente de la europea Europêche.

En el otro lado de la balanza, los defensores de la iniciativa consideran que, lejos de dar la puntilla al sector, están haciendo lo necesario para asegurarse de que las poblaciones pesqueras se recuperen en 2020. “[Esta política] nos permitirá aumentar en 15 millones de toneladas las capturas y crear 37.000 nuevos puestos de trabajo”, asegura la impulsora del informe, Rodust.

Ecologistas y científicos aplauden una decisión que apuesta por la recuperación de las especies y por la concesión del acceso prioritario a los bancos a aquellos pescadores que desarrollen su trabajo de una forma sostenible.

Comisión y Parlamento quieren acabar con los descartes, práctica que en la actualidad representa un 25% de todas las capturas, por ser antieconómica y un grave perjuicio para el medio ambiente. La idea es irlo eliminando gradualmente fijando unos plazos que todavía no se conocen, pero que en el sector causan alarma. En principio, los pescadores estarían obligados a descargar en puerto todas las capturas a partir de 2014, de acuerdo con un calendario específico para cada especie, para cumplir con la obligación en todas las pesquerías en 2020.

La comisaria de Pesca, Maria Damanaki, convertida en la bestia negra de buena parte del sector por sus veleidades ecologistas, dio ayer su más calurosa bienvenida a la votación de Estrasburgo. Ella misma había presentado una propuesta en la misma línea el pasado año. Damanaki destacó su apoyo al objetivo de conseguir un “rendimiento máximo sostenible” de existencias pesqueras en el mar y de establecer “fechas claras” para eliminar los descartes. Entre otras ideas, el texto también propone regionalizar la toma de decisiones para que no se adopte toda la política pesquera en Bruselas, apoyar las pesquerías tradicionales, desarrollar una acuicultura sostenible y aumentar la rentabilidad del sector.

La Comisión Europea lleva tiempo convencida de la necesidad de una reforma profunda de la política pesquera común, ya que esta no ha conseguido garantizar la explotación sostenible de los recursos acuáticos.

El problema es que las actividades pesqueras sobrepasan de largo la sostenibilidad de los ecosistemas marinos. Los científicos de Bruselas estiman que la sobreexplotación afecta al 80% de las poblaciones del Mediterráneo y al 47% de las del Atlántico. Estas prácticas se deben principalmente al exceso de capacidad de la flota, a las posibilidades excesivas de captura y a un escaso cumplimiento de la normativa. Los críticos con el texto aprobado ayer replican que, tal y como se ha planteado, su cumplimiento es poco menos que imposible, además de muy difícilmente verificable.

A partir de ahora, el Parlamento Europeo empezará a negociar con el Consejo en presencia de la Comisión los detalles de la propuesta de reforma. Cuando tengan un resultado, se enviará de nuevo a Estrasburgo y a los Gobiernos en una segunda lectura. El ministro irlandés, país que en este semestre ostenta la presidencia rotatoria de la UE, ha dicho que quiere tener un acuerdo en junio, pero no está claro que lo pueda conseguir. Quedan aún muchos meses para unas negociaciones en las que aun puede haber muchas sorpresas.

 Fuente: El País

Los países con pesca sostenible obtienen mejores capturas

MADRID, 28 Ene. (EUROPA PRESS) –

Una investigación liderada por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), en la que se ha analizado la pesca de 53 países a lo largo de algo más de una década, ha determinado que aquellos que han aplicado el Código de Conducta para una Pesca Responsable de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura (FAO) han logrado mejorar sus recursos pesqueros y están obteniendo unas capturas de mejor calidad.

El Código de Conducta para una Pesca Responsable fue desarrollado en 1995 por la FAO y tiene como objetivo reducir el impacto negativo de la pesca en el ecosistema. Los autores del estudio, publicado en ‘Global Environmental Change’, están convencidos de que este código es una herramienta eficaz en la gestión sostenible de los recursos pesqueros. No obstante, su cumplimento es voluntario y los países que lo han firmado lo están incorporando a su legislación con mayor o menor éxito.

Para evaluar los beneficios ecológicos del código, se comparó su cumplimiento con cinco indicadores ecológicos: el nivel trófico de las capturas (relacionado con el tamaño de las presas capturadas); el volumen de la captura total; la captura total expresada en unidades de producción primaria necesaria para generar los peces capturados; el índice de pérdida de producción (la pérdida que supone para el ecosistema la captura, que de no haber sido atrapada podrían haber alimentado a otros peces); y la probabilidad de sostenibilidad de la pesca.

Una mejora derivada de una pesca más sostenible se refleja en una reducción en la captura total, así como en la producción primaria requerida para generar la captura y en el índice de pérdida de producción, mientras que se observa un aumento en el nivel trófico de las capturas y en el índice de sostenibilidad.

“Aunque los países que han implementado el código tienen un menor volumen de capturas, la calidad y diversidad de su pesca es mayor.Esto se refleja en el hecho de que han recuperado poblaciones de especies de gran tamaño, como atunes o bacalao, que tienen un mayor nivel trófico y un mayor valor comercial”, ha explicado la investigadora del CSIC, Marta Coll.

POSICIONES POR PAÍSES

En términos relativos, Coll ha explicado que “los 10 países y regiones que más han mejorado la pesca, haciéndola más sostenible en 2003 con respecto a 1990 son: Estados Unidos (costa atlántica), Namibia, Chile, Dinamarca, Irlanda, Holanda, Portugal, Ecuador, Rusia (costa del Pacífico) y Alemania.

Al contrario, los países que han empeorado por pescar de forma más insostenible en el mismo período son: Ghana, Filipinas, Vietnam, Bangladesh, Islandia, Egipto y Suráfrica.

En términos absolutos, la pesca más sostenible (según los datos de 2003) es la de Canadá (costa Pacífica), Australia y Estados Unidos (costa Pacífica). La menos sostenible, también según datos de 2003, está en Turquía, Corea de Sur, Malasia, China, Perú, Ghana, Filipinas,Marruecos, Vietnam y Bangladesh.

España, en términos relativos de mejora respecto a 1990, se encuentra en el puesto 14 y 15 (para costa Atlántica y Mediterránea, respectivamente), y en términos absolutos está en el 10 y 14.

“El estudio transmite un mensaje positivo en el contexto de los acuerdos internacionales que se ocupan de cuestiones ambientales: el cumplimiento de acuerdos como el código de conducta de la FAO puede contribuir a aumentar la sostenibilidad, independientemente de la posición geográfica del país”, ha apuntado la investigadora.

Del mismo modo, ha señalado que “estos resultados pueden alentar a los países a adoptar las medidas necesarias para aumentar la sostenibilidad ecológica de los recursos marinos”.

Fuente: EuropaPress

‘Salvados’ denuncia con Niunpezporlaborda.org el desperdicio sin sentido de pescado

Jordi Évole entrevista a dos personas vinculadas al sector pesquero gallego, donde los pescadores se ven obligados a tirar por la borda toneladas de pescado muerto, para cumplir con la normativa de la Unión Europea.

La campaña Niunpezporlaborda.org aparece destacada en el próximo programa de Salvados, ‘Con la comida no se juega’, que se emite este domingo día 9 de diciembre a las 21:30h en LaSexta. Con el foco siempre puesto en la crisis económica, el programa analiza la paradoja del desperdicio de alimentos en un país en el que millones de personas pasan por muchas dificultades económicas. ‘Con la comida no se juega’ muestra casos reales de comida que se derrocha antes de llegar al consumidor. En el negocio de la alimentación no escasean los absurdos, pero si hay un género en el que el disparate alcanza cotas monumentales es en el pescado.

Jordi Évole entrevista a dos personas vinculadas al sector pesquero gallego, donde los pescadores se ven obligados a tirar por la borda toneladas de pescado muerto, para cumplir con la normativa de la Unión Europea. Una de las partes de la entrega ‘Con la comida no se juega’ se rodó en el puerto de A Coruña, en Galicia, el viernes día 30 de noviembre, donde entrevistaron a Antonio García Allut, director de la ONG Fundación Lonxanet, entidad colaboradora de la campaña contra los descartes pesqueros Niunpezporlaborda.org. Además, entrevistaron al armador pesquero Juan García González, propietario de barcos arrastreros en el puerto de Muros, en A Coruña.

Mira las declaraciones de Antonio García Allut, portavoz de Niunpezporlaborda.org, en el puerto de A Coruña:
http://www.lasexta.com/programas/salvados/avances/pescado-que-tira-comestible_2012120500253.html

Jordi Évole además entrevista a Joan Baldoví, diputado en el Congreso por Compromís-Equo, para saber si los políticos están preocupados por la cantidad de comida que llegamos a tirar. Baldoví estuvo presente en la presentación de la iniciativa Niunpezporlaborda.org el pasado 23 de mayo en el Mercado de San Miguel de Madrid.

Mira las declaraciones del diputado Joan Baldoví sobre Niunpezporlaborda.org en este vídeo de la campaña: http://www.youtube.com/watch?v=32zRHLAPCsE

Niunpezporlaborda.org es la campaña medioambiental que lucha por cambiar la Política Pesquera Común (PPC), la ley europea por la que se arrojan de vuelta al mar muertos o malheridos hasta 1,7 millones de toneladas anuales de pescado en las aguas de la UE. Esta ley cambia cada diez años y el día 18 de este mes se produce en Bruselas una de las reuniones clave de su negociación. Cuatro eurodiputados españoles se sientan en la Comisión de Pesca de la Eurocámara: Carmen Fraga (PP), Gabriel Mato (PP), Dolores García-Hierro (PSOE) y Raül Romeva (ICV). Los eurodiputados Fraga y Mato favorecen el status quo por encima de frenar los descartes y la sobrepesca, mientras que García-Hierro y Romeva están a favor de acabar con este sinsentido. Su voto es fundamental para terminar con este desperdicio de comida sin sentido.

La campaña intenta que la opinión pública obligue a los políticos a establecer criterios más sensatos en cuanto a los llamados “descartes”, aquellos peces que se vuelven a arrojar al mar. Niunpezporlaborda.org pide firmas exigiendo el fin del despilfarro pesquero, acabar con los descartes y frenar la sobrepesca. La campaña tiene con fin influir a la comisaria de Pesca, Maria Damanaki, los eurodiputados y los gobiernos de la UE en la negociación de la PPC que se está llevando a cabo

La campaña internacional Niunpezporlaborda.org (Fish Fight) es una iniciativa medioambiental que comenzó en Reino Unido en 2011 y desde entonces se ha extendido a España, donde se lanzó el 23 de mayo de este año, Alemania, Francia y Polonia. En Reino Unido, está liderada por el chef y periodista Hugh Fearnley-Whittingstall y, en Francia, la campaña cuenta con el apoyo de la estrella cinematográfica Melanie Laurent. Tiene el apoyo de una amplia coalición de ONGs y de pescadores y políticos europeos. Hasta el momento han firmado la petición casi 850.000 personas en el mundo y más de 20.000 en España.

Fuente: ECO Noticias