oceanos

El océano es la séptima economía del planeta

coral--644x362

La riqueza del océano se estima en 24 billones de dólares, según el último informe hecho público por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF). Si se compara con las 10 economías de los 10 países más pujantes del planeta, el océano ocuparía la séptima posición en el ránking, con unvalor anual de bienes y servicios de 2,5 billones de dólares, desde la pesca hasta la protección de la costa frente a las tormentas. Sin embargo, los recursos marinos se están erosionando con rapidez debido a lasobreexplotación, el uso inapropiado y el cambio climático, subraya a organización en su informe, elaborado en colaboración con el Instituto del Cambio Global de la Universidad de Queensland (Australia) y el Grupo Boston Consulting.

Más de las dos terceras partes de los «activos» que genera cada año el océano dependen del mantenimiento de «saludables» condiciones para sostener su producción económica anual, señala el informe. El colapso de las pesquerías, la deforestación de los manglares y la desaparición de los corales y de las praderas marinas, sin embargo, están amenazado la ingeniería económica marina, que asegura la vida y el sustento alrededor del mundo.

Los autores del análisis esperan que su trabajo sirva a los líderes politicos y empresarios para adoptar medidas más sabias, dado que no es demasiado tarde para revertir la tendencia negativa de la merma de los recursos marinos. ABCNatural

200 voluntarios intentan rescatar a 200 ballenas varadas

BIÓLOGOS NEOZELANDESES DESCRIBEN POR PRIMERA VEZ A LA BALLENA PICUDA DE BAHAMONDES

EFEVERDE.- Unas 200 personas entre especialistas y voluntarios intentan desde el viernes salvar a unas 60 ballenas piloto varadas cerca de la bahía Golden, en la Isla Sur de Nueva Zelanda.

Las ballenas forman parte de un grupo de 198 que quedó atrapado el viernes en una zona arenosa conocida como Farewell Spit, donde unos 200 voluntarios lograron reflotar la mayor parte con la ayuda de la marea pero sin que pudieran regresar mar adentro.

Lamason dijo que no descartan practicar la eutanasia a las ballenas si estas acaban padeciendo demasiado estrés.El portavoz del departamento de Conservación neozelandés, Andrew Lamason, dijo a Radio New Zealand que 103 de estos animales han muerto y que los voluntarios intentan mantenerlas en posición y húmedas hasta que el mar vuelva a subir.

Decenas de ballenas quedan varadas anualmente en esa zona de Nueva Zelanda, cuyas aguas forman parte de la ruta que hace esta especie cuando abandona la Antártida y cuando regresa a las aguas antárticas en septiembre.

La ballena piloto, también llamada Calderón común, es un ejemplar de frente abombada y cuerpo robusto que puede alcanzar entre seis y siete metros de longitud. EFEFUTURO

Proyecto SPURS: A la búsqueda y recuperación de boyas oceanográficas

150110_STERNA_BOYAS-SPURS_01Se ha establecido un marco de colaboración entre el Instituto de Ciencias del Mar (ICM-CSIC) y “Sterna, más que vela”. El “Sterna” aprovechará sus navegaciones oceánicas para tratar de encontrar y recuperar alguna de las boyas que se encuentran ya cerca del fin de su vida útil y que miden las propiedades de los océanos. Durante las navegaciones la tripulación del Sterna estará en comunicación con los técnicos del ICM para coordinar la recuperación.

La recuperación de estas boyas tiene un interés científico y medio ambiental, motivo por el cual Sterna se ha involucrado en el proyecto. El reto ahora no va a ser fácil, las boyas lanzan su posición cada dos horas, y tienen cierto margen de error, las condiciones meteorológicas y de oleaje pueden dificultar el encuentro y su recuperación a bordo, y por otro lado el encuentro debe producirse con suficiente luz de día.

Un poco de historia. En la década de los 70, Henry Stommel, uno de los más originales e importantes oceanógrafos físicos de todos los tiempos, tuvo una premonición. Predijo que el océano lo iban a estudiar en un futuro cercano máquinas preprogramadas y programables que se sumergirían hasta lo más profundo de sus entrañas para desentrañar sus misterios cambiantes. La premonición de Stommel es la realidad de hoy en día. En la actualidad, vehículos semi-autónomos (gliders) muestrean las aguas someras, perfiladores a la deriva (ARGO) realizan perfiles desde la superficie hasta 1000-2000 metros y boyas a la deriva muestrean las aguas superficiales mientras transmiten las mediciones vía satélite.

En el marco del proyecto internacional SPURS (Salinity Processes in the Upper-ocean Regional Study) y durante la campaña conjunta realizada por los buques oceanográficos “Sarmiento de Gamboa” (España-CSIC) y “R/V Endeavor” (U.S.A.) se largaron a la deriva 48 boyas lagrangianas (10 ICM-Bouys y 38 Pacificgyre bouys) con sensores de medida superficial de salinidad y temperatura.

Estas boyas tienen una autonomía media de 20 meses de vida pero según estudios recientes los sensores dejan de registrar medidas válidas a causa del bio-foulling a partir de los 10-12 meses dependiendo de las zonas en las que muestreen.

Las boyas largadas en esta campaña forman parte de GDP (Global Drifter Program). El Laboratorio Francés de Oceanografía y Clima hace un seguimiento en tiempo real de los derivadores europeos con sensor superficial de salinidad. (ABC Náutica)

El futuro del océano se decide en Barcelona

BWRDel domingo 16 al viernes 21 de noviembre se celebra en Barcelona la2ª Conferencia Internacional sobre Investigación Oceánica, que se ha presentado hoy a mediodía en el Centro de Interpretación de la Barcelona World Race y en la que participarán 620 científicos de 75 países, con el objetivo de diseñar la hoja de ruta de la próxima década para la situación del océano y de incluirlo en la agenda política internacional, concentrada sobre todo en las emisiones terrestres de dióxido de carbono, de cara a la cumbre del cambio climático de París de 2015.
El congreso, que tiene lugar en el Centro de Convenciones Internacional de Barcelona (CCIB) bajo la coorganización de la Comisión Oceanográfica Intergubernamental de la UNESCO (COI-UNESCO), la Fundació Navegació Oceànica Barcelona (FNOB) y The Oceanography Society, se celebra nueve años después de la primera edición. En esta década el conocimiento del mundo marino ha progresado a un ritmo sin precedentes, por lo que en la reunión de Barcelona se tratarán numerosos nuevos temas, como el aumento del nivel del mar, la acidificación, el calentamiento del agua, la situación de los arrecifes coralinos y los efectos de la sobrepesca.
En la conferencia participarán renombrados especialistas, como Jane Lubchenco, de la Universidad Estatal de Oregón (Estados Unidos), que fue miembro del “dream team científico” del presidente Obama y directora de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (National Oceanic and Atmospheric Administration, NOAA) del Departamento de Comercio de Estados Unidos; Daniel Pauly, de la Universidad de Columbia Británica (Canadá), doctorado en biología pesquera y oceanografía biológica y crítico con las prácticas modernas de pesca, y Shin-ichi Uye, de la Universidad de Hiroshima (Japón), uno de los mayores investigadores sobre la medusa gigante.
Durante la sesión informativa de este mediodía, el director de Ciencias del Océano de la COI-UNESCO y responsable científico de la conferencia, Luis Valdés, ha destacado que “también participará la embajadora sueca de los océanos, Lisa Emelia Svensson, que se encargará de trasladar las inquietudes de los científicos a los tomadores de decisiones, una tarea que también se llevará a cabo desde la UNESCO”.
El director general de la FNOB, Andor Serra, ha explicado por su parte que la organización en Barcelona de la 2ª Conferencia Internacional sobre Investigación Oceánica por parte de la Fundación se enmarca en la vertiente científica y de salvaguarda medioambiental de la Barcelona World Race. De hecho, los barcos participantes en la regata de vuelta al mundo colaborarán en varios proyectos científicos coordinados por la COI-UNESCO, cuyo lema, “One Planet, One Ocean”, da nombre además a uno de los equipos, el de Aleix Gelabert y Dídac Costa, que se utiliza como plataforma para la concienciación e investigación ambiental.
El congreso tendrá lugar en el CCIB del 17 al 21 de noviembre, pero dará comienzo el domingo 16 con una conferencia magistral a cargo del oceanógrafo estadounidense Mike Roman, presidente del Comité Científico de la 2ª Conferencia Internacional sobre Investigación Oceánica. Esta charla inaugural se celebrará en el Saló de Cent del Ajuntament de Barcelona, y durante la misma la tenienta de alcalde de Calidad de Vida, Igualdad y Deportes y presidenta de la FNOB, Maite Fandos, dará la bienvenida a los científicos.
El programa de la conferencia incluye una serie de actividades abiertas al público en general. En el Moll de la Fusta estarán expuestos tres barcos de investigación: el Ramón Margalef y elFrancisco P. Navarro del Instituto Español de Oceanografía, y el catamarán SOCIB, del Sistema de Observación Costera de las Islas Baleares. Además, se podrán visitar dos IMOCA 60, la clase de velero en que se disputa la Barcelona World Race: el barco escuela de la FNOB y elOne Planet, One Ocean & Pharmaton, el barco que lleva por nombre el lema del congreso y cuyos patrones, Aleix Gelabert y Dídac Costa, colaborarán con varios proyectos científicos a través de la recogida de datos durante la regata, que saldrá de la capital catalana el próximo 31 de diciembre.
El Museu Marítim de Barcelona acogerá, por otra parte, la primera edición del Barcelona Underwater Festival, que incluye la mayor exposición de cámaras submarinas jamás realizada, titulada “El reto de fotografiar bajo el agua”, y la exposición de fotografías submarinas “Los fondos iconográficos de Montphoto”.
En el Museu Blau, asimismo, tendrá lugar la muestra de cine y vídeo submarino del Marseille Underwater Film Festival y una mesa redonda a cargo del navegante oceánico Cali Sanmartí y del investigador Josep Maria Gili.

Finaliza la Cumbre Inter. de los Océanos con buenos propósitos

oceanos1Se necesita una acción coordinada urgente para restablecer la salud de los océanos del mundo y garantizar el bienestar y la seguridad alimentaria a largo plazo de una creciente población mundial. Este es el mensaje clave de una Cumbre Inter. de los Oceanos que se ha clausurado en La Haya, en los Países Bajos.

Ministros y altos representantes de gobiernos, la industria pesquera, comunidades costeras, la comunidad científica y la sociedad civil participan en la Cumbre Inter. de los Oceanos sobre la acción oceánica global para la seguridad alimentaria y el crecimiento azul, que pretende atraer la atención mundial y mayores inversiones para abordar las tres principales amenazas a la salud y la seguridad alimentaria de los océanos: la sobrepesca, la destrucción del hábitat y la contaminación.

“Unos océanos sanos tienen un papel clave en la solución de uno de los mayores desafíos del siglo XXI: cómo alimentar a 9 000 millones de personas en 2050″, aseguró Arni M. Mathiesen, Director General Adjunto de Pesca y Acuicultura de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). “Sin embargo, tenemos que actuar ahora con la rapidez y amplitud necesarias para afrontar los retos que se nos presentan, uniendo fuerzas con todos los interesados, promoviendo asociaciones y estimulando el crecimiento sostenible”, añadió Mathiesen en su ponencia en la Cumbre Inter. de los Oceanos

La Cumbre Inter. de los Oceanos ha contado con la presencia de más de 500 delegados, entre ellos cerca de 60 ministros, presidentes de empresas y líderes de la sociedad civil. Teniendo como anfitrión al Gobierno de los Países Bajos, la Cumbre ha sido organizada conjuntamente por el Banco Mundial, la FAO y los gobiernos de Granada, Indonesia, Mauricio, Noruega y EEUU.

La Cumbre Inter. de los Oceanos se ha centrado en algunas de las causas que han llevado a la sobrepesca, el aumento de la contaminación marina y la pérdida de hábitats de gran importancia, así como en las posibles soluciones. Ello significa equilibrar la creciente demanda con la necesidad de conservación de las áreas marinas; abordando la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada en alta mar y dentro de las zonas económicas exclusivas nacionales.

• Un objetivo de desarrollo sostenible independiente sobre los océanos como parte del Marco de desarrollo post-2015

• Mayor reconocimiento del impacto creciente del cambio climático en los océanos y garantizar que la salud del océano se incorpora en los procesos y eventos internacionales orientados a la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático que tendrá lugar en 2015 en París

• Eliminar las subvenciones pesqueras dañinas que contribuyen a la sobrepesca y al exceso de capacidad e incentivar en su lugar estrategias que mejoren la conservación.

• Fortalecer el mandato de las Organizaciones regionales de ordenación pesquera y su financiación.

• Invertir en la pesca en pequeña y mediana escala y las comunidades locales como para el crecimiento azul

• Aprovechar las asociaciones existentes, como la Alianza Mundial para los Océanos, la Alianza Mundial de las Islas y para generar un impulso mundial

• Compartir conocimientos, experiencias y soluciones a través de las tecnologías de la información y la comunicación que puedan aplicarse y controlarse en tiempo real

La representante del Banco Mundial, Valerie Hickey, dijo : “La Cumbre Inter. de los Oceanos ha presentado el camino a seguir para un nuevo tipo de crecimiento: el crecimiento azul, que es sostenible, equitativo y tiene en cuenta el valor de los servicios ecosistémicos de los océanos. Juntos, podemos restablecer la salud de los océanos a la velocidad y la escala necesarias para impulsar un crecimiento azul de amplia base, garantizar la seguridad alimentaria y bajar la temperatura al cambio climático. Tenemos el conjunto de acciones necesarias: ahora hay que actuar”.

 

Los océanos eran mucho más salados

Las aguas oceánicas consideradas antiguas, de 145 millones de años, tenían un nivel de salinidad mucho mayor que las modernas, según una investigación publicada en el último número de la revista británica “Nature”.

El estudio, llevado a cabo por científicos del Servicio Geológico de Estados Unidos, halló una relación directa entre las aguas más antiguas y la salinidad tras descubrirse un alto nivel de sal marina atrapada en unos sedimentos en una bahía de EEUU.

Ese fuerte incremento se habría producido, según los investigadores, durante el período de formación de la bahía. Los expertos afirman que la sal quedó atrapada en los sedimentos antes de la caída de un asteroide de tres kilómetros, y ha permanecido inalterada desde entonces. “Este análisis se ha realizado sobre el agua salina profunda de la bahía de Chesapeake, aunque anteriormente se habían detectado otras bolsas de agua salina profunda a lo largo de la costa atlántica”, dijo a Efe Ward Sanford, autor del informe y miembro de la Sociedad Geológica de América.

En esa misma línea, los autores sugieren que a principios del Cretácico superior (hace unos 100 millones de años) la salinidad del Atlántico Norte era similar a la actual. “Hemos quedado sorprendidos al descubrir que el agua subterránea tenía ese nivel de salinidad en ese período geológico”, reconoció Sanford, que ha utilizado una combinación física, química y la evidencia isotópica para la elaboración de esta investigación. Esta investigación supone un avance en el estudio de los niveles de sal marina en los antiguos períodos geológicos. (EFEverde)

La protección de los océanos apenas supera el 2% de su extensión

Madrid, 10 dic (EFEverde).- La protección de los océanos apenas supera el 2 % y el 87 % de las pesquerías se encuentran totalmente explotadas o agotadas, según la organización Oceana en el treinta aniversario de la firma del Convenio de Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (UNCLOS), que se conmemora hoy.

Oceana, que lucha desde 2001 por la conservación de los océanos, ha advertido de que el actual ritmo de protección es “demasiado lento” y dentro de poco será “tarde” para algunas especies como el tiburón, el pez espada o el atún atlántico, además de para hábitats como los corales.

Los países que firmaron la conocida como ‘Ley del Mar’ hace treinta años se comprometieron a explotar sus recursos marinos en condiciones de sostenibilidad, pero continúan “ajenos” a la aplicación de políticas efectivas que no supongan un peligro para las especies que pueblan el medio ambiente marino, ha explicado en una nota el director ejecutivo de Oceana en Europa, Xavier Pastor.

A la falta de responsabilidad por parte de los países, según ha manifestado la organización, se suman efectos que pueden afectar a un “gran número” de especies, como la contaminación, la destrucción de hábitats o el cambio climático.

La ONG ha instado, en este sentido, a los países a no hacer “oídos sordos” a las responsabilidades que han adquirido al firmar convenios internacionales como el UNCLOS. EFEverde

Fuente: EFEverde