Oceana

Oceana halla especies protegidas donde se verterá el dragado del puerto de Mahón

Mahón (Menorca), 19 feb (EFE).- La organización dedicada a la protección de los ecosistemas marinos Oceana ha detectado especies y hábitats protegidos en la zona elegida para el vertido de los materiales procedentes del dragado del puerto de Mahón.

Según ha informado en un comunicado, la entidad tomó imágenes mediante un vehículo operado por control remoto del fondo marino en alta resolución de la zona donde se han previsto verter 200.000 metros cúbicos de fangos contaminados por metales pesados, en especial por mercurio, a lo largo de tres días y han sido identificadas casi 260 especies.

Los fondos encontrados han sido, en su mayoría, de arenas finas bien calibradas, alternando con afloramientos de rodolitos y coralígeno, ecosistemas que debido a la importancia que tienen para la pesca y su sensibilidad a los impactos, se encuentran protegidos por normativa europea contra la pesca de arrastre.

El director de investigación de Oceana en Europa, Ricardo Aguilar, ha señalado que “los fondos con fuerte alternancia de ambientes, como los de la zona elegida para el vertido, dan lugar a una alta biodiversidad”.

Según Aguilar, “el vertido de este dragado acabará con gran parte de estos ecosistemas, ya que al ser cubiertos por fangos tanto la flora como la fauna del fondo marino morirá y desaparecerá el hogar de especies tanto con interés comercial como de importancia ecológica”.

Oceana ha destacado la presencia de fondos arenosos con comunidades de erizos irregulares (Spatangus purpureus) con densidades que pueden superar los 10 individuos por metro cuadrado.

Este erizo irregular es una de las principales presas de la langosta europea (Palinurus elephas), la especie de mayor valor económico en las capturas de las flotas artesanales de Menorca.

Entre las especies halladas hay también otras de interés comercial como pulpos, sepias, cabrachos y serranos.

“Mientras que los informes elaborados por la empresa CBBA, que hace el seguimiento ambiental del proyecto de dragado, aseguraban que esta zona carecía de interés biológico, hemos demostrado la presencia de una elevada diversidad de especies y ecosistemas”, ha asegurado el director de Oceana en Europa, Xavier Pastor.

Según Pastor, “es otra prueba de la poca transparencia con la que Autoridad Portuaria gestiona este proyecto al esconder información y poner en peligro la actividad pesquera de Mahón y la salud de las personas”.

Oceana -ha afirmado- no se opone al dragado del puerto de Mahón sino que pide que se gestionen estos fangos contaminados en tierra y no se tiren al mar por el peligro que representarán para la salud humana cuando pasen a la cadena trófica marina, ya que afectarán a especies comerciales que acabarán consumiéndose.

Esta organización ha solicitado que “el proyecto de dragado se debe parar y rectificar para que cumpla todas las garantías”. EFE

Fuente: EFEverde

Ecologistas se oponen a proyecto de sondeos sísmicos frente a la Costa Brava

Barcelona, 17 feb (EFE).- La organización ecologista Oceana ha expresado su rechazo a los sondeos sísmicos para localizar bolsas de petróleo o gas natural frente a la Costa Brava y ha advertido de que esta técnica prospectiva puede reducir las capturas pesqueras un 50% en una zona protegida de alto valor ecológico.

En un comunicado, Oceana ha lamentado los permisos concedidos por el ministerio de Industria a la compañía británica Capricorn Spain Limited para hacer exploraciones sísmicas, una actividad que, según los ecologistas, llega a reducir las capturas pesqueras a la mitad y amenaza la pesca comercial y recreativa.

Según la organización, en el área designada, situada frente a la Costa Brava, viven numerosas especies amenazadas y protegidas, como cachalotes, tortugas y delfines, que sufren pérdidas auditivas y huyen de los lugares donde se realizan este tipo de pruebas.

El director ejecutivo de Oceana, Xavier Pastor, ha afirmado que “muchos no conocen los enormes daños causados por los tests sísmicos, antes incluso de que hayan empezado las perforaciones”.

“La pesca disminuirá en la zona por el desplazamiento de los stocks y los daños producidos a huevos y larvas. Especies protegidas, como ballenas, delfines y tortugas, serán expulsadas de sus lugares de cría y alimentación y en el peor de los casos sufrirán daños en el organismo o incluso podrían morir”, ha explicado Pastor.

Según el proyecto que denuncia Oceana, durante casi tres meses una embarcación de gran tamaño, dotada de un cañón para detectar bolsas de petróleo y gas bajo el lecho marino, generará explosiones de aire comprimido que alcanzarán kilómetros de distancia bajo el agua.

“Estas pruebas sísmicas producirán un ruido ensordecedor, 100.000 veces más intenso que un avión a reacción, cada 10 segundos, 24 horas al día”, han asegurado los ecologistas.

Oceana ha explicado que el área de exploración comprende 11.519 kilómetros cuadrados, el equivalente a las provincias de Girona y Barcelona juntas, y se sitúa en el Golfo de León, frente a las costas de Cataluña y Baleares, entre el Cabo de Creus y Menorca.

“Es absurdo que se hayan aprobado permisos sísmicos en un área con una biodiversidad tan rica y tan cercana a lugares turísticos”, ha señalado Silvia García, científica marina de Oceana, que opina que “han primado los intereses económicos a corto plazo de la industria sobre la defensa del patrimonio natural”.

“Esto debería indignar a pescadores y operadores turísticos, sobre todo cuando existen tantas alternativas más limpias y menos dañinas, como la energía eólica. Es vergonzoso que se aprueben nuevos proyectos de energías contaminantes al tiempo que se vuelven a recortar las primas a las renovables”, ha añadido.

Además, denuncian que la zona de exploración se sitúa junto a un área marina que va a ser protegida dentro del proyecto Life+ Indemares, financiado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y por la Comisión Europea.

Aunque las explosiones no se producirán dentro de esta zona, el sonido, según Oceana, la atravesará y afectará a la vida marina, que también se vería amenazada por vertidos si se detectara que hay petróleo. EFE

Fuente: EFEverde

 

Oceana elevará una queja a la CE por pesca ilegal en Baleares

Madrid/Palma, 29 ene (EFEverde).- La organización Oceana elevará una queja a la Comisión Europea (CE) acompañada de pruebas que demuestran la existencia de pesca ilegal en zonas protegidas en los alrededores del archipiélago Cabrera y en el sur de Mallorca.

En su queja, Oceana acusa a España del incumplimiento del Reglamento (CE) Nº 1967/2006 para la gestión de los recursos pesqueros del Mediterráneo, que entró en vigor hace seis años, por no establecer medidas para la protección de esas áreas que contienen hábitats esenciales para la pesca, como recoge la normativa.

“En el sur de Mallorca, tenemos suficiente información para elevar a la UE una queja por incumplimiento de ese reglamento. Algunos casos son tan evidentes y vergonzosos que claman sanción inmediata, como el arrastre sobre rodolitos en la reserva de Migjorn o el destrozo del coralígeno único del Fort den Moreu, al este del Parque Nacional de Cabrera”, explica Xavier Pastor, director ejecutivo de Oceana.

Las formaciones de las que habla Pastor, como el coralígeno o los mantos de rodolitos, son de vital importancia en tanto que dan cobijo a cientos de especies, muchas de ellas pesqueras, que aprovechan estos recovecos para refugiarse, desovar y hallar alimento.

“A pesar de su importancia ecológica y de tratarse de hábitats protegidos, estos ecosistemas están siendo destrozados por artes de pesca prohibidas por la normativa europea en ese tipo de fondos”, indica Pastor.

Fuentes de Oceana indican que durante años la falta de cartografía “ha propiciado una excusa perfecta para no cumplir con las obligaciones establecidas”, pero a día de hoy “existen suficientes datos” para que España aplique el Reglamento, proteja esos ecosistemas y evite la pesca ilegal. EFEverde

Fuente: EFEverde

Oceana desvela los secretos de dos montañas submarinas inexploradas de Ibiza

Madrid, 8 ene (EFEverde).- La organización de conservación marina Oceana ha grabado con un potente robot submarino las primeras imágenes de dos montañas submarinas prácticamente inexploradas al oeste de Ibiza, revelando hallazgos geológicos y de especies hasta ahora desconocidos.

Las primeras imágenes de estas dos elevaciones marinas, a las que Oceana ha bautizado con los nombres de Nao Mound y Morrot de Formentera, han sido tomadas con un robot submarino que ha grabado más de 9 horas a profundidades de hasta 600 metros.

Fuentes de Oceana han explicado que en el caso de Nao Mound, se trata de una elevación sumergida de más de 400 metros de altitud, con presencia elevada de decápodos, muchos de ellos de interés comercial como cigalas, camarones o langostas, tanto en sus laderas fangosas como en las zonas de roca volcánica.

En las áreas rocosas de Nao Mound, uno de los hallazgos más significativos ha sido la presencia de jardines de gorgonias de profundidad.

En cuanto al Morrot de Formentera, de menor altitud que la anterior y más plana, se han encontrado multitud de especies de peces, muchas de ellas de interés comercial, como cabrachos y brótolas.

La organización ecologista ha grabado antiguos arrecifes de corales de profundidad en esta montaña submarina, así como de un molusco de gran tamaño, la caracola tritón, una especie incluida en el Catálogo Español de Especies Amenazadas, lo que implica que debe ser protegida por las administraciones.

Oceana está llevando a cabo este proyecto de investigación para aportar conocimiento sobre áreas marinas desconocidas, en colaboración con la Fundación Biodiversidad.

Los hallazgos sobre estas dos montañas submarinas inexploradas de Ibiza serán aportadas al Inventario Español del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Los primeros datos sobre los fondos se han incorporado a un visor accesible por internet disponible en la web de Oceana y en los próximos meses se terminarán de analizar las imágenes obtenidas. EFEverde

Fuente: EFEverde

La anguila europea, en peligro crítico

Las vacaciones ya están aquí y mucha gente a lo largo de Europa sale a comprar anguilas para las cenas navideñas, como todos los años. Pero lo que quizá muchos no sepan es que la anguila europea (Anguilla anguilla) está en peligro crítico de extinción. A efectos de comparativa, este nivel de amenaza es superior al del oso polar o el oso panda gigante.

Muchas personas quizá tampoco conozcan el increíble viaje que hace la anguila a través de su ciclo vital. Cuando las anguilas alcanzan su madurez sexual, realizan un largo viaje al Mar de los Sargazos, donde se reproducen y mueren. Al eclosionar los huevos, emergen pequeñas larvas. Estas nadan libremente y con ayuda de la corriente del Golfo comienzan un viaje de 300 días de duración de regreso a Europa.

Al llegar allí, se metamorfosean en pequeños peces transparentes. En esta etapa se las denomina angulas. Entran entonces en los ríos y los remontan, donde vuelven a metamorfosearse en pequeñas anguilas que se parecen más a los adultos que estamos acostumbrados a ver. Su crecimiento dura varios años y las lleva a convertirse en anguilas amarillas, denominadas así por su vientre amarillento-parduzco. En este momento, cuando se completa su crecimiento como adultos, el ciclo comienza de nuevo.

Muchos supermercados del Báltico han dejado de vender anguilas y en Dinamarca, COOP, un distribuidor de gran consumo líder que gestiona muchos supermercados en el país, también ha retirado esta especie de sus lineales. Ha habido algunos intentos de traer angulas desde el sur de Europa y reintroducir la población de aguas danesas, pero no hay pruebas de que estas anguilas hayan conseguido encontrar el camino al Mar de los Sargazos y reproducirse. Por desgracia, hay pocos conocimientos científicos sobre la anguila.

Oceana ha propuesto la protección de varias áreas en la zona que son importantes no solo para salvaguardar la anguila, sino también otras especies en peligro en el Báltico y el Kattegat.

Fuente: Oceana

Oceana acusa al Govern balear de desviar 5 millones para Cabrera a otros fines

Palma, 21 dic (EFEverde).- La organización de conservación marina Oceana ha acusado hoy al Govern balear de desviar anualmente alrededor de 5 millones de euros que transfiere el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente para la conservación del Parque Nacional de Cabrera, para “otros fines”.

Oceana ha sido informada por fuentes del Organismo Autónomo Parques Nacionales del Gobierno central de que esos fondos salen de Madrid hacia Baleares, pero que no están llegando a Cabrera, ha informado la entidad conservacionista en un comunicado.

Oceana dice ignorar en qué se gasta ese dinero, ya que los recursos económicos y el personal de Cabrera han caído en picado y la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente y Territorio ha reducido el presupuesto del Parque Nacional Marítimo Terrestre “hasta hacer peligrar su eficacia como espacio protegido”.

La entidad ha reclamado que el dinero que el ministerio transfiere para destinarlo al parque se utilice para restaurar los servicios de mantenimiento, interpretación y vigilancia, y para ampliar las aguas protegidas alrededor del espacio protegido, impidiendo la pesca ilegal.
Reducción de los programas del Parque

El Director Ejecutivo de Oceana para Europa, Xavier Pastor, ha asegurado que “alegando no disponer de fondos, la Conselleria de Medio Ambiente, dirigida por Gabriel Company, ha reducido los programas de investigación, gestión, interpretación y vigilancia en el parque nacional, llevando el presupuesto de inversiones a niveles próximos a cero”.

Pastor ha acusado a la Conselleria de “dificultar el control de la pesca ilegal y el furtivismo en el Parque Nacional, lo que pone en grave riesgo el buen estado de los ecosistemas marinos que, gracias al esfuerzo del personal del parque, se había conseguido impulsar en las últimas tres décadas”.
Destino de los fondos

Oceana ha reclamado que el conseller haga público el destino detallado de los aproximadamente 9 millones de euros transferidos por el Ministerio para ser utilizados en Cabrera en los últimos dos años, y que en su mayor parte no han sido invertidos en el parque.

Según Oceana, el Organismo Autónomo de Parques Nacionales y el Ministerio de Medio Ambiente tienen la responsabilidad legal de asegurar el funcionamiento de la red de parques nacionales y la red Natura 2000.

Por ello, la organización internacional de conservación marina se ha dirigido al ministro Miguel Arias Cañete para instarle a que tome inmediatamente medidas ante esta cruzada del Govern contra los espacios naturales de Baleares, y, especialmente, contra Cabrera, el parque nacional marítimo terrestre más importante del Mediterráneo. EFEverde

 

Fuente: EFEverde

La protección de los océanos apenas supera el 2% de su extensión

Madrid, 10 dic (EFEverde).- La protección de los océanos apenas supera el 2 % y el 87 % de las pesquerías se encuentran totalmente explotadas o agotadas, según la organización Oceana en el treinta aniversario de la firma del Convenio de Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (UNCLOS), que se conmemora hoy.

Oceana, que lucha desde 2001 por la conservación de los océanos, ha advertido de que el actual ritmo de protección es “demasiado lento” y dentro de poco será “tarde” para algunas especies como el tiburón, el pez espada o el atún atlántico, además de para hábitats como los corales.

Los países que firmaron la conocida como ‘Ley del Mar’ hace treinta años se comprometieron a explotar sus recursos marinos en condiciones de sostenibilidad, pero continúan “ajenos” a la aplicación de políticas efectivas que no supongan un peligro para las especies que pueblan el medio ambiente marino, ha explicado en una nota el director ejecutivo de Oceana en Europa, Xavier Pastor.

A la falta de responsabilidad por parte de los países, según ha manifestado la organización, se suman efectos que pueden afectar a un “gran número” de especies, como la contaminación, la destrucción de hábitats o el cambio climático.

La ONG ha instado, en este sentido, a los países a no hacer “oídos sordos” a las responsabilidades que han adquirido al firmar convenios internacionales como el UNCLOS. EFEverde

Fuente: EFEverde