¡Mal tiempo!, repasamos las partes de un barco

Seguimos con el mal tiempo y no es aconsejable salir a navegar. Hace frío y el mar no suele tener las condiciones optimas para poder disfrutar de esa libertad que nos da la navegación. Mientras pasan todas estas inclemencias es bueno que repasemos las partes de las que se compone un barco. En nuestro Cuaderno de Bitácora encontrarás un capítulo sobre esto, que aquí te recordamos.

Empecemos por el casco, que es el habitáculo donde nos colocamos para navegar. La proa es la parte delantera, la popa es la parte de atrás, la banda de babor es la parte izquierda mirando desde la popa y la banda de estribor es la tarde derecha. Los cascos pueden tener cubierta o no, dependiendo de la clase, pero en ella se coloca la maniobra y cabos para su manejo. El casco soporta el palo desde su base, que mediante un stay en la parte delantera, una burda en la trasera y una jarcia con dos obenques se apuntala a la nave y aguanta la tensión de las velas. En el mástil van colocadas la botavara y el tangón, que hacen de extremidades de las velas. La botavara aguanta la base de la vela mayor y el tangón sirve de sujeción de la vela que nos permite navegar de través o de popa. Del casco pueden salir los timones con una caña para manejarlos, la orza y el botalón de proa.

Para manejar las velas necesitamos cabos, que colocados estratégicamente nos permiten cambiar de posición el velamen y, por lo tanto, modificar los rumbos de navegación. Los principales cabos son: Drizas, que sirven para izar las velas, tanto la mayor, como el foque, como el spinakker o cualquier otra vela que podamos utilizar dependiendo de la clase de barco. Escotas, que sirven para trimar (tensar o amollar) las velas y cambiarlas de banda.

Las velas se componen de puño de driza, puño de escota, puño de amura, baluma y grátil y están hechas de diferentes tejidos dependiendo de los kilos que deban arrastrar. También pueden llevar sables ensamblados para mantenerla estirada.

PARTES DE UN BARCO

 

nbsp;