Date:julio 03, 2017

Hasta el Infiniti y más allá

Almería-Valencia, el placer de viajar

Después de nuestra aventura almeriense, el deber nos reclamaba en Valencia, a donde nos dirigimos rápidamente. Nuestro Infiniti Q30 no sufrió en ningún momento y respondió siempre correctamente, a pesar de llevar 4 pasajeros y muchísimos kilos de material. El viaje fue cansado, pero fuimos cómodos en los asientos, donde pudimos dormir sin problemas.

Fueron más de 400kms en los que ya estábamos cansados, pero que no se hicieron largos ni pesados. Cuando terminamos nuestra tarea en la playa de Pinedo, en Valencia, estábamos derrotados y exhaustos, y aún teníamos por delante el viaje de vuelta al hogar, más de 300kms. Sin embargo, no teníamos miedo ni desgana, y como esperábamos, la conducción fue muy cómoda y fluida, y llegamos a Madrid puntuales y preparados para planear nuestras siguiente aventuras.

Galicia-Almería, la singladura más larga

INFINITI1

La segunda etapa de nuestro viaje nos llevaba al Parque Natural del Cabo de Gata, en Almería. Este sería un viaje duro, ya que justo después tendríamos que desplazarnos hasta Valencia, al Real Club Náutico, y teníamos que cargar material extra para ello. Pero eso no supuso ningún problema para nuestros intrépidos voluntarios, ni mucho menos para nuestro Infiniti Q30, que nos trasladó hasta el pueblo de San José sin ninguna incidencia, realizando el recorrido más largo de la Península Ibérica, desde Galicia hasta Almería en un tiempo récord.

Debutamos en la Isla de Arosa

DSC_0045

1 de julio de 2017._ Nuestro Infiniti Q30 ha sido ya bautizado como un Voluntario Ecomar más en un viaje relámpago a Galicia. En un tiempo récord y casi sin darnos cuenta nos llevó con todo nuestro material hasta la Isla de Arosa, un pequeño paraíso en las Rías Bajas, donde se celebraba el Atlantic Fest. En este festival, y con la ayuda de los generosos asistentes limpiamos la playa del Campexe. Tras esta limpieza, los asistentes siguieron disfrutando del festival, demostrando que es posible divertirse y mantener a la vez nuestras playas limpias. Mientras tanto nuestra presidenta, Theresa Zabell y sus #voluntariosecomar saltaron a bordo de nuestro Infiniti, que les devolvió a nuestro hogar en Madrid en el mismo día con total eficiencia y sin ningún percance.