Placa de la Real Orden del Mérito Deportivo

20150922_120924 copia

El Consejo Superior de Deportes ha concedido la Placa de Bronce de la Real Orden del Mérito Deportivo a la Fundación Ecomar que preside la doble campeona olímpica Theresa Zabell. La Fundación Ecomar está dedicada a enseñar a los más jóvenes a respetar el medio ambiente a través del deporte, una actividad que lleva realizando desde hace 18 años con gran éxito en todo el territorio nacional.

El máximo organismo gubernamental del deporte español, cuyo presidente es Miguel Cardenal, reconoce así la trayectoria de la Fundación Ecomar por la que han pasado más de 128.000 niños realizando actividades deportivas y medioambientales mientras aprendían las técnicas para mantener el mar limpio en pos de la conservación del planeta Tierra. Este galardón es el más alto que concede el Gobierno Español en el ámbito deportivo y la Fundación Ecomar lo quiere compartir con todos sus patrocinadores y voluntarios, que lo han hecho posible.

La filosofía de la Fundación Ecomar se basa en la responsabilidad. Desde 1999 siempre se han conseguido los objetivos marcados y se ha interactuado con los más jóvenes mediante una amplia gama de programas. Así, el orgullo de Theresa Zabell y de todos los que han trabajado con ella durante estos años es haber llevado a buen puerto los Premios Ecomar, las Semanas del Mar, la Grímpola Ecomar, los Bautismos Náuticos, Mensaje en una Botella, un Mar de Botellas, Captura la Vela, Regatas solidarias y suelta de tortugas, entre otras muchas cosas.

Theresa Zabell, presidenta de la Fundación Ecomar se mostró muy satisfecha con este premio: “Gracias al Consejo Superior de Deportes y a su Presidente, Miguel Cardenal, por haber pensado en nuestra Fundación para tan alto galardón, que colma todas nuestras expectativas y nos motiva mucho para seguir trabajando, día a día, para conseguir los objetivos que nos planteamos allá por 1998″. Zabell tuvo un emotivo recuerdo para cuando se constituyó la Fundación Ecomar: “Cuando dejé de navegar como deportista de elite necesitaba devolverle al mar todo lo que me había dado y qué mejor que la Fundación Ecomar para trabajar en firme y que nuestros descendientes aprendieran a respetarlo. Ni en mis mejores sueños pensé que íbamos a llegar tan lejos. Los destinatarios son los niños, los adultos del futuro, y nos sentimos muy satisfechos de ver lo bien que se lo pasan mientras aprenden con nuestras actividades deportivas y medioambientales. Al final, la conclusión es que gracias a esto, salimos ganando todos”.

La Real Orden del Mérito Deportivo fue instituida por Real Decreto de 1523/1982, de 18 de junio (modificado por Decreto 649/2010 de 20 de mayo) y reglamentada por la Orden de 14 de septiembre de ese año (modificada Orden PRE/1340/2010, de 21 de mayo), tomando como precedente la Medalla al Mérito Deportivo creada por Decreto de 18 de abril de 1952 y que era concedida por de la Delegación Nacional de Deportes dependiente de la Secretaría General del Movimiento.

La actual distinción tiene por objeto el reconocimiento y estímulo de quienes se distinguen de forma eminente en la práctica deportiva o en su dirección técnica, en la enseñanza de la Educación Física, o en la dirección, organización promoción, investigación y desarrollo de la Educación Física y del Deporte en cuanto factores imprescindibles en la formación y desarrollo integral de la persona.