Historia

En el otoño de 1998 Theresa Zabell decidió comprometerse mucho más de lo que estaba con el entorno marino. La doble campeona olímpica tenía la necesidad de devolver al mar, de alguna manera, lo que el mar le había dado a ella. Para ello, con un grupo pequeño de altruistas defensores de la naturaleza, constituyó la Fundación Ecomar, una entidad sin ánimo de lucro dedicada a la educación en el cuidado de nuestros mares, su flora y su fauna.

 

El objetivo principal era el de concienciar a los más jóvenes, mediante programas específicos de convivencia en el deporte, talleres del cuidado y respeto del planeta, apadrinamiento de limpiezas de costas, alimentación responsable y cuidado de nuestro cuerpo, aproximar a los más jóvenes a los valores ecológicos y sumergirlos en la cultura del respeto marino de la forma más natural posible.

 

En Ecomar, todas las actividades están pensadas para los niños y nos vemos recompensados cuando comprobamos los frutos que ha dado un trabajo bien hecho. A lo largo de los años hemos podido comprobar como “nuestros” niños Ecomar se quedan con nuestros consejos y cuando crecen continúan repartiendo la filosofía Ecomar entre los más pequeños.

 

Años de historia - Ecomar

Años de experiencia

Durante nuestra amplia singladura siempre hemos conseguido los objetivos marcados y hemos devuelto con creces a nuestros patrocinadores la ilusión y la confianza que han puesto en la Fundación Ecomar. Hemos estado inmersos en programas de todo tipo, desde las famosas Semanas del Mar hasta nuestro Mensaje en una Botella pasando por los bautizos náuticos, limpiezas de nuestras costas, fomento del reciclaje, protecciones solares y un sin fin de actividades relacionadas con el respeto al medio marino. En total hemos repartido 100.000 Cuadernos de Bitácora para la comprensión de las actividades realizadas y han participado con nosotros 118.000 niños de 3.400 colegios de toda España, unas cifras de las que nos sentimos muy orgullosos.