Medio Ambiente

Fósiles de ballenas en el desierto de Atacama

ballenas1El cementerio de ballenas con fósiles de hace entre 6 y 9 millones de años de antigüedad que se encontró en 2010 en el desierto de Atacama, en el norte de Chile, debe su formación a las toxinas emitidas por las algas, que envenenaron y mataron a los animales y acabaron varados en la costa.

Así lo explica un estudio de científicos estadounidenses, chilenos y brasileños que publica hoy la revista “Proceedings of the Royal Society B” y que resuelve el misterio de la muerte repentina en el mar de estos mamíferos en Atacama, en un espacio denominado Cerro Ballena, según un comunicado del Instituto Smithsonian. Los obreros que trabajaban en la ampliación de una carretera descubrieron en 2010 los esqueletos de más de 40 animales vertebrados marinos de 10 especies distintas, principalmente ballenas, pero también papardas, focas y perezosos acuáticos. La orientación y la condición de los esqueletos indicaban una muerte en el mar, aunque lo que más intrigó al equipo científico que los examinaron fue la forma en que estaban acomodados los cuerpos: en cuatro capas separadas, lo que reflejaba cuatro varamientos diferentes a lo largo de entre 10.000 y 16.000 años.

Tras su investigación, los científicos concluyen que la causa más probable de su muerte es que comieran o inhalaran las toxinas generadas por las algas nocivas a finales del Mioceno (5 a 11 millones de años atrás).

Después, los cuerpos de los animales muertos flotaron hacia la costa y quedaron enterrados por la arena.

Las mareas de algas nocivas son comunes a lo largo de las costas de los continentes y aumentan con ciertos nutrientes vitales, como el hierro, que se liberan durante la erosión y son transportados por los ríos hacia el océano.

Debido a que los Andes son montañas ricas en hierro, la escorrentía que se produjo a lo largo de la costa oeste de América del Sur durante más de 20 millones de años proporcionó las condiciones ideales para la formación de estas acumulaciones, conocidas como llamadas flores de algas nocivas.

Nicholas Pyenson, paleontólogo del Museo Nacional de Historia Natural del Smithsonian y autor principal de la investigación, afirmó que sólo las algas tóxicas podían ser la causa común de cuatro varamientos diferentes con condiciones similares.

“Algunos ejemplos modernos proporcionan excelentes analogías de los patrones de Cerro Ballena, en particular, uno de finales de los 1980 en el que más de una docena de ballenas jorobadas llegaron a las orillas del Cabo Cod, sin signos de trauma, pero enfermas por la ingesta de caballa cargada de toxinas de las mareas rojas”, abundó.

Los científicos estiman de un modo conservador que el área de Cerro Ballena preserva varios cientos de esqueletos de mamíferos marinos fósiles que esperan ser descubiertos.

Investigadores de la Universidad de Chile en Santiago que han colaborado en este estudio trabajan para crear una estación de investigación en Cerro Ballena para que los fósiles que aún están cubiertos por sedimentos puedan ser protegidos.

Los fósiles objeto de esta investigación fueron trasladados a museos de las ciudades chilenas de Caldera y Santiago después de ser desenterrados y el Smithsonian ofrece en su página web imágenes tridimensionales de los fósiles y las canteras de excavación. EFEverde

 

Noticias relacionadas

Theressa
Fundación Ecomar y Theresa Zabell trasladan su filosofía a Cartagena

El Club de Regatas de Cartagena acogió un encuentro con la doble medallista olímpica de vela española Theresa Zabell dirigido a técnicos, entrenadores, practicantes de vela, deportistas en general, así como para madres y padres de jóvenes deportistas. Theresa Zabell trató aspectos relacionados con la práctica de la vela, la vida saludable y la alimentación sana en edades infantiles y juveniles, así como los valores que proporciona y su compaginación con la competición en esas tempranas edades. En este sentido, Zabell abordó en profundidad los objetivos de las escuelas de vela y su relación con todos los actores implicados: practicantes, técnicos, directivos, madres y padres… En particular, “a las escuelas de vela se viene a aprender muchas cosas, no solo a navegar y pasarlo bien. Es necesario inculcar a los más jóvenes la importancia que tiene el cuidado de nuestros mares, que son riqueza y vida para los seres humanos”.

Ver Más
Nace el movimiento #LasMujeresNosMovemos

  Una de las máximas de la Fundación Ecomar es cuidar de nuestro planeta y de nuestro cuerpo, porque como dice nuestra presidenta, Theresa Zabell “podemos cambiar de casa, de coche, de look…, pero nunca podemos cambiar ni de planeta ni de cuerpo”, de ahí que los pilares de la Fundación Ecomar esté apoyados en […]

Ver Más
Este es nuestro Informe Blue 2015

  Nos enorgullece presentaros el Informe Anual de Actividades de ECOMAR correspondiente al año 2015, donde se recogen las principales actuaciones llevadas a cabo y los logros que hemos conseguido. A través de este informe anual, queremos proporcionar a nuestros grupos de interés una visión general de nuestro enfoque y el desempeño de las acciones […]

Ver Más