Otros

Ecomar, premio Planeta&Personas de Ferrero

Ferrero aprovechó la presentación de su informe sobre Responsabilidad Social Corporativa, para otorgar la segunda edición de su ‘Premio Personas&Planeta’, en esta ocasión a la Fundación Ecomar por su trabajo en defensa del planeta y su afán por la educación a niños y adolescentes en el cuidado de nuestros mares, su flora y su fauna. Theresa Zabell, presidenta de la Fundación Ecomar, ha sido la encargada de recoger el galardón.

Con la entrega de este premio, el Grupo Ferrero pone en valor la labor de otras organizaciones para mejorar las condiciones de vida de las personas y la sostenibilidad ambiental, dos de los compromisos que rigen toda la cadena de producción de Ferrero y que han convertido a la compañía en una de las empresas con mejor reputación de todo el mundo. De hecho, según el ránking Global RepTrak 2018 de Reputation Institute, el Grupo Ferrero es la empresa del sector de alimentación con mejor reputación del mundo.

Theresa Zabell agradeció el galardón con estas palabras:

Buenas tardes a todos y gracias por acompañarnos en este momento tan importante en la vida de nuestra Fundación ECOMAR. En primer lugar, quiero darle las gracias a Ferrero por ser nuestro socio de viaje en este proyecto y por haber considerado que nuestra Fundación es merecedora de tan alta distinción.

Este año se cumplirán 20 años de la puesta en marcha de ECOMAR y nuestro lema es ¨cuida los dos únicos sitios de los que no te podrás mudar jamás, tu cuerpo y tu planeta¨. Por otro lado, este año Ferrero lleva 30 años en la Península Ibérica compartiendo emociones y nos honra con el premio `Planeta y Personas´, con lo cual, es evidente que compartimos algo más que valores.

Todas las personas que conformamos el equipo de ECOMAR trabajamos día a día con compromiso e ilusión para conseguir nuestros objetivos. El más importante de ellos es concienciar a los mas jóvenes que el mejor camino es cuidar su cuerpo y su planeta. Y aunque no tenemos la vista puesta en que podamos conseguir un premio, tengo que reconocer que nos da un fuerte impulso para seguir trabajando con la misma ilusión. El premio Planeta y Personas representa un reconocimiento a nuestra labor, pero además representa un impulso, un verdadero chorro de energía, una fuente de motivación para seguir trabajando, día a día, con mayor ilusión, si cabe, para seguir marcándonos metas y objetivos inimaginables en 1998, cuando esta pequeña criatura, la Fundación Ecomar, acababa de nacer.

A lo largo de mi vida, he tenido la suerte y el privilegio de alcanzar grandes triunfos, momentos inolvidables sin duda, pero tengo que reconocer que hoy es un día especial para mi, un día que permanecerá en mi memoria para el resto de mi vida. Siento una mezcla de profundo orgullo, agradecimiento y emoción. Es un verdadero honor para mi, recibir tan prestigioso reconocimiento en nombre de la Fundación, y todas las personas que formamos parte de este maravilloso equipo. Porque si algo he aprendido a lo largo de los años es que no hay éxito, ni triunfo, ni medalla, ni reconocimiento que no venga acompañado por años de dedicación, de esfuerzo, de determinación, pero sobre todo de trabajo en equipo.

Y yo, tengo la inmensa suerte de contar con un pequeño, GRAN EQUIPO, (las personas que formamos la Fundación Ecomar) un equipo incansable, un equipo fiel, un equipo con valores y lleno de ilusión pero sobre todo un equipo generoso, solidario y convencido de lo que hacemos, que me suelen dejar a mi en la primera fila quedándose ellos en la segunda, aunque su trabajo sea de 1ª categoría. Gracias, gracias de corazón a todos y cada uno de vosotros, este es un reconocimiento de todos y para todos, sentidlo vuestro, os lo habéis ganado.

A todo deportista, le llega el momento del adiós, el momento de dejar atrás una etapa maravillosa de nuestras vidas para empezar otra. Cuando dejé la vela olímpica y después de tantos sueños cumplidos, tantos éxitos conseguidos, en ese momento de reflexión que todo deportista tiene, enfrentarse a una nueva vida, me planteé.  ¿Qué puedo hacer yo ahora? ¿Qué puedo hacer yo, para devolverle al mar y a la sociedad algo de lo mucho que me había dado durante mi carrera como deportista? ¿Cómo puedo yo compensar, tantas alegrías, tantas enseñanzas, tantas vivencias y tanta experiencia adquirida? Aún sabiendo que devolver todo lo que me había dado iba a ser absolutamente imposible.

De esa reflexión, nació un sueño, una visión. Si mi deporte, mi pasión me había hecho tan feliz, tenía que ser bueno también para los demás, y entendí que mi tarea y mi responsabilidad a partir de ese momento debía ser compartir esa pasión  por los  deportes náuticos, con los mas jóvenes, pero al mismo tiempo quería enseñarles a todos ellos a hacer algo que nosotros no hemos sabido hacer demasiado bien, aunque ahora vayamos mejorando. Cuidar  y respetar el planeta en el que vivimos.

Una filosofía simple, pero muy poderosa practicar  el deporte que más te gusta, a la vez que adquieres un compromiso de cuidar y conservar tu entorno. Una filosofía que se resume en tres palabras DEPORTE ..SOLIDARIDAD y SOSTENIBILIDAD, apoyada en los más jóvenes para que transmitan esta filosofía de generación en generación. Y con está convicción nació la FUNDACIÓN ECOMAR.

Y desde entonces, nuestra labor se centra en formar a las nuevas generaciones, …los adultos del futuro, y nos sentimos muy satisfechos de ver lo bien que se lo pasan mientras aprenden con nuestras actividades deportivas y medioambientales. Al final, la conclusión es que gracias a esta labor. TODOS… salimos ganando.

“Haz Deporte y diviértete mientras velas por el bien de nuestro planeta, o cuida el planeta mientras velas por un cuerpo y una mente sana, haciendo vela, por ejemplo”. ¿Se imaginan ustedes, lo que significa para nuestro pequeño equipo haber transmitido todas estas enseñanzas a mas de 140.000 niños y jóvenes? ¿Se imaginan, la satisfacción que nos produce que entre todos ellos hayan retirado ya más de 4,600 kgs de residuos de nuestras  costas y aguas? Pero sobre todo, ¿qué valor tiene que estos 140.000 niños hayan entendido la importancia de practicar deporte, con todos los beneficios que ello conlleva …….y a su vez, respetar y cuidar el medio ambiente? 

Incalculable verdad entenderán entonces, la emoción de mis palabras. Cuando nace ECOMAR, lo hace con los objetivos que os he contado anteriormente. Pero este camino no habría sido posible recorrerlo solos y lo hemos hecho en la mejor compañía, con un equipo de lujo, el mejor, este si que es un verdadero “Dream Team”…… personas motivadas y comprometidas con nuestro objetivo. Desde nuestros voluntarios, nuestro equipo de trabajo, los clubes náuticos, marinas, federaciones, colegios y centros donde se desarrollan nuestras actividades y, por supuesto nuestros patrocinadores.

Porque ¿qué sería de una Fundación como ECOMAR, sin la ayuda de las empresas que se subieron a nuestro proyecto, a nuestro barco, hace ya muchos años y, que todavía siguen navegando con nosotros? Empresas que han entendido el VALOR REAL de lo que hacemos. Tenemos el enorme privilegio de contar con el apoyo de Ferrero con quien navegamos juntos desde hace ya más de 10 años y, con sinceridad, sin vosotros, no seríamos hoy lo que somos. Vosotros sois los que nos habéis dado el viento fresco necesario para llegar hasta aquí y queremos deciros que la Fundación ECOMAR quiere seguir navegando rápido, y surcando nuevos mares en el futuro para seguir cumpliendo sus objetivos: Conseguir un planeta mejor a través del deporte orgullosos de nuestro premio `Planeta y Personas´

Muchas Gracias