Otros

Cada año vertemos 8 millones de toneladas de plásticos a los océanos

Limpiar los océanos de plásticos, es lo que pretende Yvan Bourgnom al crea el proyecto The Sea Cleaners; “Le Manta”, un inmenso velero-basurero capaz de recoger 300m3 en pocas semanas

PLASTICOS1

La consecuencia de dar la vuelta al mundo vela en solitario, a bordo de un pequeño catamarán, ha removido la conciencia del navegante franco-suizo Yvan Bourgnon para poner en marcha el proyecto “The Sea Cleaners”; creando una fundación para intentar limpiar lo máximo posible los océanos de toneladas plásticos que se vierten cada año. Se calcula que anualmente arrojamos a los océanos unos 8 millones de toneladas de plásticos.

El 60% de los residuos plásticos, en los mares, provienen del 3% de la población que vive en las costas de nuestro planeta; de los 192 países con litoral marítimo, 12 de ellos generan el 50% de esta contaminación, y entre ellos 10 se concentran en el sur y sudeste de Asia; una botella de plástico tarda 450 años en descomponerse. Datos interesantes, causa-efecto, en la degradación del medio marino.

Nuestro país también está en el punto de mira de la Unión Europea, de hecho, hay una amenaza de multa de 46 millones de euros ante la falta de limpieza. Una discusión política que lleva varios años entre la administración europea y la española (en 2011 el Tribunal de Justicia de la Unión Europea condenó a España por tener 37 aglomeraciones urbanas de más de 15.000 habitantes sin servicio de depuración). En las hemerotecas aparecen con detalle la sombría situación actual.

Este asentamiento litoral, y el comportamiento humano, no han favorecido en nada para evitar que los desechos plásticos acaben en los océanos, los cuales se concentran rápidamente en algunas zonas por las corrientes marinas, los vientos y otros desastres naturales.

20 meses ha estado Bourgnom navegando en solitario alrededor del mundo, hizo 27 escalas, 2 travesías largas oceánicas, acumulando 50.000 kilómetros. Aventura que inició en octubre de 2013, con una parada técnica en agosto de 2015 (sufrió un accidente que destrozó parte del catamarán), y finalizó en junio de 2015. Días enteros sin ver a nadie, gobernando su velero hacia la ruta deseada, pero cada vez pudo ver con más frecuencia plásticos flotando a la deriva (botellas, juguetes, utensilios de todo tipo, etc.), que al acumularse han llegado a formar islas. La agencia estadounidense NOAA hace años que tiene localizadas varias en el océano Pacifico, y como circulan en su hemisferio norte, de oeste a este, entre Japón y la costa oeste de los Estados Unidos de Norteamérica.

Patrick Fabre (fundador de la ONG Ocean No Plastic, y colaborador de Bourgnom en el “The Sea Cleaners”), dice que la basura plástica está afectando seriamente a la pesca: “a unas 50 / 100 millas de la costa se puede observar una alta concentración de basura plástica. En aguas del Pacifico, esta basura se va acumulando a lo largo de 6 u 8 años, formando grandes masas. En el mar de los sargazos, en el Atlántico, también hay una alta concentración de basura plástica. Hoy en día hay 2 unidades de basura plástica frente 5 peces en los océanos. Dentro de diez años la ratio será 1 a 2. Y en 2050 será de 1 a 1”.

PLASTICOS2

 

“La Manta”, es un velero multicasco cuatrimarán de 72 metros de eslora, será la embarcación que permita recoger esta basura plástica en los océanos. Es evidente que el nombre tiene relación directa con el pez manta, con una alta capacidad para filtrar agua. Llevará un sistema de recogida de basura novedoso, que no afectará a los ecosistemas por donde navegue. Podrá cruzar el Canal de Panamá. Sobre cubierta llevará unas cintas transportadoras para acumular la basura plástica en contendores. Un sistema de ruidos electrónicos ahuyentará a los peces para que no sean capturados por el sistema de recogida, etc. Cada operación de recogida será etiquetada, y situada geográficamente, en una base de datos. Y la idea final, es poder construir el mayor número posible, y necesario, para recoger la máxima basura plástica.

Por DURY ALONSO